A fondo: Todo lo que siempre quisiste hacer y el 5G te permitirá

5GInnovaciónMovilidad

Coches que se conducen solos, experiencias inmersivas para juegos, procesos quirúrgicos a distancia…. las posibilidades están abiertas.

Cuando las redes comerciales 5G comiencen a desplegarse a finales de este mismo 2018, situaciones que en estos momentos parecen inviables estarán más cerca de convertirse en realidad. No en vano, se espera que el salto de 4G a la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil aporte beneficios a nivel de capacidad, velocidad, latencia, conectividad y consumo energético, tal y como relatamos en el anterior A fondo: Las tecnologías 4G y 5G cara a cara. Y, sobre esta base, evolucionar (e innovar) resultará más sencillo.

Compañías tecnológicas, de redes, de telecomunicaciones y proveedores de servicios apuran las pruebas y las colaboraciones antes del lanzamiento definitivo de 5G en distintos países. También en España, con esfuerzos en investigación y desarrollo.

Se han abierto laboratorios, incluso en vivo. Se han realizado ensayos en movilidad, y organizado demostraciones sobre ruedas. Se han firmado acuerdos entre entidades públicas y empresas privadas. Se están poniendo los cimientos para el comienzo de una nueva era.

Los sectores punteros

Todo el mundo saldrá beneficiado del cambio a 5G, tanto usuarios como compañías. “Todos los sectores se beneficiarán de esta transformación”, asegura Roberto Moral, director de Arquitecturas en Cisco España. Aunque puede que algunos aprovechen más sus ventajas que otros cuando la tecnología esté finalmente disponible.

“Algunos de los más destacados serán el sector industrial, el energético, la sanidad” con la “telemedicina”, también “la logística, el transporte” con los “vehículos conectados” que además prescindirán de conductor, “el de contenidos multimedia y las smart cities, enumera Moral. De todos ellos, se prevé que “el segmento de salud conectada” acabe siendo “el de más rápido crecimiento (30 % de incremento interanual) a escala global entre 2016 y 2021, seguido por transporte conectado y las aplicaciones de ciudad conectada (29 % cada uno)”.

En esto tendrá que ver el incremento de aplicaciones conectadas como pueden ser los controladores de salud, los dispensarios de medicación o los dispositivos de asistencia temprana.

“Por su parte”, continúa el director de Arquitecturas de Cisco, “las conexiones M2M” o máquina a máquina “supondrán el 29 % (3.300 millones) del total de conexiones móviles en 2021, desde el 5 % que representaban en 2016 (780 millones). En España”, puntualiza, “las conexiones M2M supondrán el 48 % por ciento (48,3 millones) del total de dispositivos móviles conectados en 2021”. Es decir, tendrán todavía más penetración.

La impresión que existe hoy por hoy, antes de que todo prolifere, es que “5G impactará en todos los negocios y en los consumidores” o “ciudadanos”, según remarca Roberto Moral. Y es que, “combinada con otras tecnologías como IoT, cloud, analítica, automatización y seguridad, constituye uno de los pilares de la transformación digital”.

Las principales aplicaciones

Pero, ¿cuáles son los usos más destacados que habilitará el 5G? Primero hay que recordar qué ofrece. “El 5G es la próxima generación de infraestructura de comunicaciones móviles, que hará posible una latencia de 1 milisegundo, 10 Gbit/s de velocidad”, que en la práctica “supone una velocidad entre 10 y 100 veces mayor respecto a la velocidad actual de la red 4G”, y que “hará posibles 100 millones de conexiones simultáneas”, como bien apunta Huawei. “O lo que es lo mismo”, hará posible, “el desarrollo del internet de las cosas”.

“La banda ancha móvil mejorada (eMBB), el internet de las cosas (IoT/mMTC) y las comunicaciones de alta fiabilidad y baja latencia (uRLLC), son las tres áreas en las que se agrupan los nuevos casos de uso que impulsarán el 5G”, explican fuentes de la propia Huawei consultadas por Silicon.es.

Mientras, entre “los casos de uso típicos” están el “vídeo de ultra alta definición (UHD)”, la “realidad aumentada” (RA o AR, por sus siglas en inglés), la “realidad virtual” (RV o VR), los “vehículos conectados” y la “automatización de procesos industriales”.

Parece que “el 5G está llamado a ser la primera generación de comunicaciones móviles orientada a servicios”, así que “en ella se espera ejecutar servicios de diferente naturaleza”, continúan desde Huawei. “Gracias a la flexibilidad de red intrínseca con la que 5G será desarrollada podremos ejecutar tanto servicios que requieren un consumo elevado de velocidad”, como sería el caso de la “realidad virtual”, como servicios que demanden “una latencia muy baja”, que es lo que ocurre en “coches autónomos”, o que necesiten “un elevado volumen de dispositivos conectados”, que sería el caso del “internet de las cosas masivo”.

Así, “a priori, los principales casos de uso en 5G serán: realidad virtual y realidad aumentada, conducción automática y Smart Grid”, resumen desde la multinacional china a la hora de sondear el futuro.

Si hay que apostar por un punto de inflexión, “sin duda el desarrollo de la Industria 4.0, al abrigo del 5G, cambiará el funcionamiento del mundo tal y como lo conocemos. De hecho, está considerada a ser la nueva revolución industrial”. En concreto será “la cuarta, de ahí el nombre”, explican las mismas fuentes, que inciden en que “la Industria 4.0 no es una aplicación aislada. Por el contrario, es la conglomeración de diferentes aplicaciones como Smart Manufacturing, Smart Transportation o la ya mencionada Smart Grid”, que es la más destacada de todas, y “uno de los motivos fundamentales en la aceleración del desarrollo de éstas”.

Los usos más curiosos

Profundizando en los casos de uso, algunos llaman más la atención que el resto. Hay casos más curiosos que otros. Casos que incluso resultan difícil de imaginar en la actualidad.

Para empezar, es cuestión de tiempo que 5G contribuya a mejorar nuestra salud o incluso a salvar vidas. Esta tecnología, podría utilizarse para ayudar a que un proceso quirúrgico con paciente y cirujano en dos localidades distintas pueda realizarse”, que es uno de los usos que propone José Otero, director para América Latina y el Caribe de 5G Americas.

“En este ejemplo”, dice Otero, “el cirujano estaría controlando a un robot”. Y es algo que también contempla Roberto Moral, de Cisco, que ya piensa en “intervenciones quirúrgicas a distancia con precisión milimétrica debido a la baja latencia”.

Moral compara las posibilidades de 4G y 5G: “la tecnología 4G revolucionó la conectividad, mientras, 5G revolucionará las experiencias creando un nuevo entorno para la generación de servicios, proporcionando experiencias de nueva generación tanto a consumidores como a empresas”.

Aparte de mejorar el trabajo de los médicos, ayudará a introducir los “vehículos autónomos, que conectados a redes de sensores en carreteras, semáforos, túneles… mejorarán enormemente la seguridad y eficiencia del tráfico”, según el representante de Cisco. También contribuirá al “soporte de comunicaciones críticas con un elevado nivel de seguridad”, desde “servicios de emergencia” y “gestión de catástrofes” a “ayuda humanitaria” o “recuperación de suministros energéticos”.

El 5G debería dar pie a “la próxima generación de industria y educación conectadas”, auspiciar “oficinas virtuales con un trabajo realmente colaborativo en tiempo real” y, claro está, fomentar la “realidad virtual” y las “experiencias inmersivas para juegos, aprendizaje, entretenimiento” y demás.

La lista podría seguir, y seguro que seguirá. Todos estos futuribles “son sólo algunas de las enormes posibilidades que facilitarán nuevos modelos de negocio para múltiples sectores verticales”, confía Roberto Moral, “nuevos servicios para consumidores y ciudadanos y nuevas fuentes de ingresos para los proveedores de servicios”.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor