A fondo: Cray ya es parte oficialmente de HPE

Adquisiciones y FusionesCloudDatacenterEmpresas

La adquisición de esta compañía experta en supercomputación se ha cerrado antes de lo previsto por 1 400 millones de dólares.

Una de las grandes adquisiciones tecnológicas de este año acaba de completarse para dar forma a un gran competidor en materia de computación de alto rendimiento (HPC). Cray, cuyos orígenes se remontan a la década de los 70 del siglo XX, ya forma parte de manera oficial de Hewlett Packard Enterprise (HPE), una empresa con todavía más solera en la industria tech, que anunció su adquisición en el mes de mayo a cambio de unos 1 300 millones de dólares.

La compra se ha cerrado antes de lo esperado. Las partes implicadas creían que no se haría efectiva hasta el primer trimestre del año fiscal 2020 de HPE y se ha acabado materializando cuando el gigante californiano todavía está inmerso en el cuarto trimestre de su año fiscal 2019. Mientras, el precio final ha subido unos cuantos millones hasta los 1 400, lo que significa valorar Cray en 35 dólares por acción.

HPE se hace así con todo un referente de la supercomputación. Cray está detrás de dos de los diez principales sistemas que ahora mismo conforman el TOP500: Piz Daint y Trinity, ubicados en Suiza y Estados Unidos, respectivamente. Además, el Departamento de Energía de Estados unidos ha elegido su tecnología Shasta y su interconexión Slingshot para dar forma a los primeros tres sistemas exaescala que habrá en el país.

HPE tampoco se queda atrás. Recientemente anunciaba una colaboración con el Centro de Investigación Ames de la NASA para dar vida a la supercomputadora Aitken y ensayar aterrizajes lunares. Es decir, HPE y Cray coinciden en la “visión de ser un líder mundial en informática de alto rendimiento”, tal y como destaca Phil Davis, presidente de TI Híbrida en HPE, así como en el “compromiso con los clientes y la pasión por ampliar los límites de la innovación”

Esta fusión de fuerzas “establece la cartera de extremo a extremo más completa en cómputo, almacenamiento, software y servicios en los segmentos de mercado de inteligencia artificial y computación de alto rendimiento de rápido crecimiento”, dice este directivo. De hecho, HPE podrá ofrecer más opciones en ámbitos como HPC como servicio o el análisis con inteligencia artificial, atendiendo cargas de trabajo que son intensivas en datos. La llegada de Cray a su estructura también le sirve para Intelligent Edge en un mundo cada vez más conectado y exigente.

“Empresas de todas las industrias están experimentando una explosión de datos a partir de la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el análisis de Big Data, lo que a su vez está impulsando su interés en HPC. HPE con la incorporación de Cray se situará en una buena posición para ayudar a clientes de todos los tamaños a resolver sus desafíos de procesamiento altamente complejos”, opina Davis.

“Pero el valor real es lo que podemos lograr juntos como equipo”, indica, enfatizando que, “al combinar la profunda experiencia de los equipos y los motores de I+D, estamos mejor posicionados para ayudar” a esos clientes “tanto hoy como en el futuro”. Aparte de su tecnología, Cray aporta alrededor de 1 300 profesionales y experiencia en el campo de la investigación para implicarse en el desarrollo de nuevos productos, más allá de lo que ya existe. También incrementa la cobertura en todo el mundo a nivel de servicio y soporte, especialmente en supercomputación.

“No podría estar más entusiasmado con las oportunidades que tenemos juntos para impulsar la próxima generación de informática de alto rendimiento”, ha declarado Phil Davis, muy en la línea de lo que también ha querido expresar el hasta ahora presidente y CEO de Cray, Peter Ungaro: “al unir fuerzas, ofrecemos la promesa de la tecnología de Cray a un mercado extendido con la oportunidad de aprovechar la amplitud, la escala y la innovación de HPE para llevar la supercomputación a la empresa. Estoy emocionado por este próximo capítulo”.

Ungaro es uno de los profesionales que se incorporan a las filas de HPE como consecuencia de esta operación. Lo hará en calidad de jefe de la unidad de HPC e IA en TI Híbrida. Su objetivo es “crear el líder global para el futuro de la computación de alto rendimiento y la IA” o inteligencia artificial. Las previsiones dan a entender que ir por ahí es el camino correcto. El mercado de HPC y servicios y almacenamiento asociados deberían llegar a los 35 000 millones de dólares en 2021. Los sistemas y tecnologías exaescala aportarán unos 4 000 millones en 2024.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor