A fondo: El nuevo superordenador europeo se llamará Dardel y se ubicará en Suecia

CloudServidores

Dotado de tecnología de HPE y AMD, alcanzará un rendimiento de cálculo de 13,5 petaFLOPS.

Los superordenadores extienden su presencia por todo el mundo. Suecia es el último país que ha decidido reforzar su capacidad de cómputo, por medio de Dardel.

Dardel, llamado así en honor al matrimonio compuesto por la escritora Thora Dardel y el pintor Nils Dardel, se ubicará en el Centro de Computación de Alto Rendimiento (PDC) de Estocolmo y reemplazará a Beskow, el actual sistema insignia de la Infraestructura Nacional de Computación (SNIC) del país nórdico.

Surge fruto de una colaboración entre el Real Instituto de Tecnología (KTH) de Suecia, Hewlett Packard Enterprise (HPE) y AMD.

En una primera fase, se entregará la partición de la CPU, que alcanzará los 65 000 núcleos, y un sistema de almacenamiento. La segunda fase incluye la partición de GPU, además de la plataforma de software ROCm. El sistema HPE Cray EX estará impulsado por procesadores AMD EPYC y aceleradores de GPU AMD Instinct de próxima generación, para un rendimiento de cálculo de 13,5 petaFLOPS.

La idea es que los investigadores puedan usar la primera fase de Dardel a partir de julio y la segunda en enero de 2022.

Dardel se apoyará en la misma arquitectura que el gran sistema LUMI que se está implantando en Finlandia: AMD Infinity. Esta solución facilita la comunicación entre la memoria, los procesadores y las gráficas. Una interconexión de alto rendimiento con HPE Slingshot para redes HPC contribuye a la interacción entre los diferentes elementos y el trabajo con cargas intensivas en datos.

Un sistema como este permitirá avanzar en investigaciones de ciencia e ingeniería, en áreas como la dinámica de fluidos computacional, la biofísica y la química cuántica.

Esto supone una inversión considerable, que se cargará en su mayoría a fondos de la SNIC. Este organismo aportará unos 100 millones de coronas suecas, que son casi 10 millones de euros al cambio, para hacer el proyecto realidad.

Más proyectos en Países Bajos, Portugal y España

Dardel es el último ejemplo de cómo se está reforzando el continente europeo en temas de supercomputación.

También con unos 13 petaFLOPS, los Países Bajos se armarán para apoyar el trabajo de científicos a través de una máquina que cuenta con el respaldo de la cooperativa tecnológica SURF para educación e investigación, que se ha decantado por infraestructura de Lenovo para computación de alto rendimiento.

Hace tan sólo unos días, Fujitsu anunciaba que daría vida a Deucalion, otro superordenador para la península ibérica con el objetivo de impulsar la innovación a petaescala. En concreto, este sistema se asentará en el Centro de Computación Avanzada de Minho, en la localidad portuguesa de Guimarães.

Asimismo, en España, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha renovado sus instalaciones para multiplicar por diez su potencia de supercomputación. Atos ha sido la compañía elegida en esta ocasión para instalar un sistema basado en la arquitectura BullSequana y potenciar la investigación en meteorología.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor