A fondo: Las ventas de ‘smartphones’ siguen bajando, ¿lo arreglará el 5G?

MovilidadSmartphones

Los números de diferentes firmas de análisis para el segundo trimestre confirman que el mercado de teléfonos inteligentes no termina de engancharse a la senda de la recuperación. Pero al menos ha conseguido los mejores resultados del último año.

Hubo un tiempo en el que las ventas de smartphones, que han acabado ofreciendo en un tamaño mucho más pequeño una potencia similar a la que caracteriza a los equipos de escritorio, pero con el plus de la movilidad, no dejaban de crecer. Ahora que tantos millones de personas tienen uno de estos dispositivos en su poder, es más difícil impulsar las ventas. Los datos que trimestre tras trimestre van aportando los analistas dejan buena constancia de ello. El mercado de smartphone todavía no ha recuperado la bonanza.

Con el segundo trimestre del año finiquitado, IDC revela que los envíos mundiales de smartphones cayeron otro 2,3 % interanual. Canalys rebaja ese decenso hasta el 2 % y Strategy Analytics lo sube hasta el 3 % .

En cualquier caso, todas estas firmas de investigación coinciden en que hay signos de establización. Por ejemplo, IDC dice que los envíos, que ella tasa en 333,2 millones de teléfonos, es un 6,5 % mayor que el volumen conseguido justo en el trimestre anterior. Además, añade que ha sido “el desempeño trimestral más sólido desde el Q2 de 2018”.

“Aunque el mercado en general sigue en declive, el rendimiento en el segundo trimestre indica que la demanda está comenzando a repuntar a medida que el mercado comienza a estabilizarse de nuevo”, indica Anthony Scarsella, director de investigación en relación al Worldwide Quarterly Mobile Phone Tracker de IDC. “Un factor clave en el segundo trimestre fue la disponibilidad de dispositivos de gama media muy mejorados que ofrecen diseños y características premium“, explica, “mientras se socava significativamente la gama ultraalta en precio”. Por su parte Linda Sui, directora de Strategy Analytics, reconoce que “la caída es menos severa que antes” y certifica que “este fue el mejor desempeño de la industria durante más de un año”.

“Los envíos mundiales de smartphones muestran más signos de estabilización, debido a la demanda relativamente mejorada en los principales mercados, como China“, añade Sui, que en consecuencia deja caer que “las perspectivas para el segundo semestre de este año están mejorando”.

Entre los motivos por los cuales el mercado smartphone no se ha recuperado todavía está la tensión comercial entre Estados Unidos y China, una tensión que ha afectado especialmente a Huawei, el segundo vendedor más potente de smartphones a nivel mundial. Canalys ha notado menos crecimiento de su parte en mercados extranjeros tras el bloqueo anunciado por el gobierno de Donald Trump. Aunque en China habría incrementado su desempeño un 31 %, lo que le sirvió para compensar la incertidumbre regulatoria, fuera de su país de origen vio como los envíos se contraían hasta un 17 %. Y es que consumidores como los europeos no compraron por el miedo a cuál sería la vida útil de los terminales y las implicaciones de seguridad.

Además, “los principales socios de canal de Huawei se han asustado”, indica Ben Stanton, analista sénior de Canalys. “Los operadores móviles deciden qué smartphones tener con al menos seis meses de anticipación. Muchos se han visto obligados a explorar estrategias de contingencia en caso de que tengan que reemplazar los dispositivos Huawei en sus carteras para finales de 2019″. Y aunque “la mayoría de los grandes operadores están haciendo una excepción con Huawei, retrasando las decisiones de adquisición para esperar mayor claridad”, lo cierto es que “la marca de Huawei ha resultado dañada fuera de China, y llevará tiempo y dinero repararla”.

La fortaleza de Huawei en China, su tabla de salvación, perjudica a otros competidores potentes como OPPO y sobre todo a Xiaomi, como atestiguan los números de IDC y Strategy Analytics.

El top 5 de vendededores de smartphones lo encabeza una incombustible Samsung, que supera los 75 millones de unidades distribuidas en un solo trimestre y mejora sus números. Su mejoría ha sido propicidad en los meses de abril, mayo y junio por los cambios introducidos en su cartera de producto, tal y como observa el informe más reciente de Canalys, que recuerda que Samsung ha decidido descontinuar la serie J y ampliar la serie A con nuevos precios en lo que ha sido su mayor revisión desde el lanzamiento de los teléfonos Galaxy.

“Samsung se benefició en mercados como Europa en mayo y junio, mientras el archirrival Huawei luchaba por reafirmar su posición”, analiza Rushabh Doshi, director de investigación de Canalys. “Su actualización de cartera se calculó en el tiempo de manera afortunada, ya que pudo aprovechar los nuevos dispositivos para recuperar negocios de manos de los operadores y minoristas en Europa y Asia. Samsung ha tardado en responder a la amenaza de Huawei, Oppo, Vivo y Xiaomi“, indica Doshi, “pero ahora está preparado para recuperar participación de mercado”.

Apple, que es tercera, sigue un camino contrario al de Samsung. La firma de la manzana mordida no consigue remontar con su iPhone que apunta a usuarios con cierto nivel adquisitivo. De hecho, es quien peor desempeño demuestra de entre los cinco principales vendedores, con un papel complicado en mercados como el europeo o en la India.

Previsión para lo que queda de año

Con este escenario ya trazado, ¿qué sucederá durante el resto del año? En la consultora Gartner lo tienen claro: las ventas de smartphones experimentarán un descenso también a nivel anual. Su apuesta es que retrocederán un 2,5 % respecto a 2018 hasta los 1 500 millones de unidades. Lo peor se lo llevará Japón, con una caída prevista del 6,5 %, seguido de Europa occidental y Norteamérica con un 5,3 % y un 4,4 %, respectivamente.

“En los mercados maduros, el mercado de smartphones de gama alta está especialmente sobreabastecido y masificado, con precios de venta medios (ASPs) más altos y sin nuevas utilidades o experiencias convincentes para que los usuarios se actualicen”, razona Roberta Cozza, directora sénior de investigación en Gartner. “A pesar de que los aumentos de ASP en smartphones de gama alta se desaceleraron recientemente, los vendedores que dependen principalmente de las ventas de smartphones de reemplazo continúan enfrentando tiempos difíciles”. Annette Zimmermann, vicepresidenta de investigación de la misma compañía espera que “la demanda se debilite aún más en la segunda mitad a medida que el reemplazo de smartphones de alta, baja y media gama continúe disminuyendo, debido a beneficios de valor bajos”.

¿Ayudará la introducción de 5G a revitalizar el mercado? Parece que ayudará, al menos a los vendedores que ya están asentados, pero no hasta 2020. A lo largo de este año solamente un 1 % de los smartphones vendidos serán smartphones 5G, lo que da como resultado una cifra de 15 millones de unidades.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor