Alphabet cancela Loon, su proyecto de globos aerostáticos para ampliar el acceso a internet

InnovaciónProyectosRedes

Su máximo responsable, Alastair Westgarth, explica que no han sido capaces de reducir los costes para crear “un negocio sostenible a largo plazo”.

Primero Google, y ahora Alphabet, es una compañía que aglutina proyectos de diferente naturaleza. Hace tiempo que dejó de ser un buscador para ampliar sus límites e indagar en diferentes terrenos, como los dispositivos móviles, la conducción autónoma o las telecomunicaciones.

Allá por 2013, el Proyecto Loon echó a volar con su red de globos aerostáticos para llevar internet a zonas de difícil acceso.

En 2021 dice adiós. Así lo ha comunicado su CEO desde hace cuatro años, Alastair Westgarth, a través de Medium.

“Hablamos mucho sobre conectar a los próximos mil millones de usuarios, pero la realidad es que Loon ha estado persiguiendo el problema más difícil de todos en conectividad: los últimos mil millones de usuarios”, recuerda Westgarth. Esto es, dar la oportunidad de conectarse a comunidades que viven “en áreas demasiado complejas o remotas de alcanzar, o áreas donde brindar servicio con las tecnologías existentes es demasiado costoso para la gente común”.

El reto es atractivo. De hecho, otros gigantes tecnológicos como Facebook y Amazon han lanzado innovaciones con el mismo objetivo.

¿Por qué cierra Loon? “Si bien hemos encontrado varios socios dispuestos a lo largo del camino, no hemos encontrado una manera de reducir lo suficiente los costes como para construir un negocio sostenible a largo plazo”, explica su director ejecutivo.

A principios de 2017 el proyecto había reducido sus esfuerzos, limitando el número de globos para ser más rentable.

“Desarrollar tecnología totalmente nueva es intrínsecamente arriesgado, pero eso no implica que dar esta noticia sea más fácil”, añade Westgarth. “Me entristece compartir que Loon llega a su fin”.

El directivo espera, sin embargo, que alguno de los avances de Loon perviva. “Así como la tecnología de Loon se basa en el trabajo pionero realizado por otros en campos que van desde la aviación hasta la meteorología o la inteligencia artificial, esperamos que parte de la tecnología de Loon perviva para apoyar a la próxima generación de innovadores”.

No se descarta que sus últimos avances en sistemas de navegación permitan incluso explorar otros planetas.

Esta no es la primera vez que Alphabet deja atrás uno de sus sueños. La división X de Google ha puesto punto y final a otros proyectos, como el programa de drones alimentados por energía solar Titan. Unos drones que también permitían ampliar el alcance de internet.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor