Amazon conmemora su décimo aniversario en España con el libro “España en 2030”

Empresas

“España en 2030”, el libro que ha presentado Amazon para conmemorar su décimo aniversario en España.

En julio de 1995 Jesús Pérez se convirtió en el primer español en hacer un pedido en Amazon desde nuestro país, y en aquel momento eligió un libro titulado “El mundo en 2020”, del escritor Hamish McRae. Ahora, para celebrar los primeros 10 años de Amazon en España, estos dos protagonistas junto a una decena de comunicadores expertos en diferentes disciplinas retoman la difícil tarea de mirar al futuro en un libro que nace con el objetivo de descubrir cómo será España en 2030.

El libro se encuentra disponible de forma gratuita en Kindle, la plataforma de libros electrónicos de Amazon, y en el mismo Hamish McRae es autor del prólogo y Jesús Pérez del epílogo. Ambos han mantenido este martes un encuentro online moderado por Fernando Antón, responsable de Comunicación Corporativa de Amazon España.

Hamish McRae ha explicado que cuando escribió el libro “El mundo en 2020” en 1992 no fue capaz de ver lo que supondría Internet o el auge de China, cuya relación con Estados Unidos considera que será determinante en la próxima década. McRae es optimista con respecto al futuro a pesar de las sombras como el cambio climático. Expone que desciende el número de pobres mientras aumenta una clase media que dispone de buena educación, la posibilidad de viajar y de mantener un cierto bienestar.

El mejor momento para nacer

Cita McRae al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien reflexionaba que el mejor momento de la Historia para nacer, si pudiera elegirse, sería el actual, independientemente del lugar de nacimiento, la raza, el sexo o la clase social. A pesar de los muchos problemas que hay en el mundo, McRae opina que las generaciones actuales son las mejor educadas y preparadas de la Historia y serán capaces de afrontar y solventar los múltiples problemas del mundo actual.

Un ejemplo del cambio que viene sería lo que ha sucedido en Reino Unido, con el gobierno dándose cuenta hace una década de que la lucha contra el cambio climático debía ser una prioridad, la preocupación y el liderazgo surgido mediante una figura juvenil como Greta Thunberg y cómo la visión de alguien como Elon Musk ha supuesto un cambio en la movilidad.

Esto también ha afectado a los hábitos de la sociedad de consumo, con un fuerte impacto concentrado durante la pandemia, aunque algunos de sus efectos ya parecen haber remitido. Se han vivido diez años de evolución tecnológica en dieciocho meses, pero ya parece haberse estabilizado. Reino Unido, que partía de una base de compra online del 37 % antes de la pandemia incluso ha bajado al 27 %, por lo que seguirá habiendo una gran actividad en las actividades comerciales físicas. El teletrabajo ha funcionado durante un periodo de tiempo, pero la gente necesita socializar con sus compañeros de trabajo.

En un contexto donde la energía y su generación tiene un papel cada vez más determinante en la política, la economía y el respeto al medio ambiente, McRae reconoce que la energía nuclear es parte de la solución, pero quizá no la gran parte. Hay una gran esperanza en los pequeños reactores nucleares, casi modulares, pero la energía nuclear en 30 años debería formar parte de un 20 % de la energía que consumimos.

Sin los demás no somos nada

Por su parte Jesús Pérez ha recordado cómo fueron sus inicios comprado libro y otros productos a través de Internet hace 25 años, cuando la gente le preguntaba si se fiaba de facilitar sus datos y los de su tarjeta a través de la Red. Pérez se muestra optimista con respecto al futuro, confía en la generación de sus hijos pequeños. Tiene la sensación de que vamos todos corriendo y queda gente atrás. Le preocupa quienes quedan fuera del mercado de trabajo, pero también que a veces parece que no supiéramos vivir, que vivimos con un mayor estrés y fuera necesario volver a educar a la gente para poder vivir siendo más creativos y teniendo más tiempo para disfrutar de lo que se tiene. Pese a todo no pierde la esperanza de que seamos capaces de mejorar como sociedad y evitar dejar gente atrás.

Concluye Jesús Pérez que “sin los demás no somos nada”, por lo que a pesar de que las interacciones a través de la Red son muy valiosas las relaciones interpersonales “analógicas” son insustituibles.

Lea también :