Ni efectivo, ni tarjeta, ni móvil: pagaremos con nuestra mano

Datos y AlmacenamientoInnovaciónMarketingPagos Electrónicos

Amazon está trabajando en un sistema que vinculará la tarjeta de los usuarios con los rasgos biométricos de su mano, permitiendo pagar únicamente con ella en múltiples establecimientos.

El pago en efectivo está en franco retroceso en la sociedad contemporánea. Y no sólo en las naciones más desarrolladas, sino también en los países con economías emergentes. Si nos centramos en España, 4 de cada 10 empresas consultadas cree que será un país sin efectivo en 2030, según el ‘Informe Europeo de Pagos’ de Intrum.

¿Cuál será el sistema de pago que recogerá el testigo? Por el momento, el número de operaciones con tarjetas de débito y crédito no para de crecer año tras año. A la par, las apps de pago de Google, Apple y Samsung cada vez ganan más adeptos. Además, se espera que el desarrollo de los métodos de autenticación biométrica aumentará la seguridad de los pagos digitales, contribuyendo a su desarrollo.

Tampoco hay que olvidar que en los países con economías emergentes también se emplean otros sistemas de pagos móviles, como el omnipresente WeChat en China o los pagos mediante códigos QR.

Sin embargo, puede que el futuro no esté ni en el efectivo, ni en el pago con tarjeta o con el móvil. Quizá nos valga únicamente con nuestra mano. Y no se trata de la implantación de un chip NFC debajo de la piel, como se ha intentado en alguna ocasión.

Según The Wall Street Journal. Amazon está trabajando en el desarrollo de terminales que permitirán que los usuarios hagan pagos en tiendas físicas sólo con presentar su mano. Para ello, los establecimientos adscritos contarán con un escáner que permitirá vincular su tarjeta de crédito o débito con su mano. A partir de entonces, podrá pagar sólo con poner su mano sobre el escáner en aquellos comercios que cuenten con este terminal.

El pasado mes de septiembre, New York Post contaba que los ingenieros de Amazon estaban probando esta tecnología en sus oficinas de Nueva York, permitiendo a los empleados pagar con su mano en algunas máquinas expendedoras.

Según informaba, la compañía pretendía trasladar esta tecnología a los supermercados Whole Food. Por el momento, parece que el sistema se implantará en sus tiendas Amazon Go, que ya permiten a los clientes comprar y pagar sin cajeros. Pero más tarde podría extenderse, instalando los terminales en cafeterías, restaurantes de comida rápida y otros comercios en los que se realizan compras recurrentes y que requieren agilidad en el cobro.

The Wall Street Journal señala que la compañía ha comenzado a trabajar con Visa para probar las terminales. Y está en conversaciones con Mastercard, JPMorgan Chase, Wells Fargo y Synchrony Financial.

Además, el medio estadounidense detalla que los datos recopilados en estos terminales se almacenarán en la nube de Amazon y se utilizarán para estudiar los hábitos de consumo de sus usuarios.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor