Amazon supera las previsiones del tercer trimestre ante la incertidumbre sobre su capacidad para afrontar la demanda de la campaña navideña

FacturaciónGestión Empresarial

Amazon parece imparable tras los resultados de ventas del tercer trimestre, pero incluso desde su atalaya de campeón de las ventas y la logística muestra inseguridad ante una de las campañas de Navidad más atípicas de la Historia.

La campaña de Navidad de 2020 tiene un añadido de imprevisibilidad debido a la situación mundial derivada de la COVID-19, y en Amazon son conscientes de ello, a pesar incluso de la buena noticia de haber superado holgadamente las previsiones de ventas del tercer trimestre.

Con unos ingresos de 96.100 millones de dólares (se esperaban 92.710), el tercer trimestre de este año ha sido tremendamente exitoso para Amazon, con buena parte de la “culpa” achacable al confinamiento de gran parte del planeta. Ese incremento de la demanda que ha podido afrontarse con tanto éxito, no obstante, no supone para la empresa fundada por Jeff Bezos una garantía de que se pueda afrontar el último tramo anual, con la campaña de ventas habitualmente más importante.

Navidad: ¿seremos capaces?

Así, el propio Brian Olsavsky, director financiero de Amazon, reconoce que será difícil atender el gran número de pedidos que las previsiones apuntan para Navidad. Una campaña que aglutinaría la tendencia de aumento en el comercio electrónico y las compras online con al tradicional incremento de compras en esa época. Sería una Navidad en que por por primera vez en su historia Amazon podría superar los 100.000 millones de euros de facturación en un único trimestre, una perspectiva posible después del aumento de ventas de un 37 % del pasado trimestre.

De hecho las previsiones de ingresos de Amazon para el cuatro trimestre de 2020 oscilan entre 112.000 y 120.000 millones de dólares.

Para ello será determinante que en las entregas a domicilio funcione de la mejor manera posible no solo la propia red logística de Amazon sino toda su red de colaboradores externos, adecuándose además a las propias circunstancias actuales. En concreto Olsavsky ha señalado que únicamente en gastos relacionados con la COVID-19 Amazon ha gastado 2.500 millones de euros en el tercer trimestre y tienen previsto gastar 4.000 millones en el último trimestre de 2020.

Algo en lo que también habrá influido, sin duda, la importante ampliación de plantilla que ha afrontado Amazon, nada menos que un 50 % respecto a 2019, lo que ha supuesto que la empresa ya tenga más de un millón de trabajadores por primera vez, en concreto 1.130.000 empleados.

Estos datos han hecho que los mercados reaccionasen desfavorablemente con una caída de 1 % en el valor de las acciones de Amazon, al estimarse un menor beneficio operativo en el cuarto trimestre precisamente por estos gastos extraordinarios mencionados, aunque también cabe recordar que en lo que llevamos de 2020 la empresa ha obtenido ganancias de un 70 %.

Jeff Bezos: “campaña navideña sin precedentes”… y aún más en 2021

El reto de afrontar con éxito la demanda prevista anima al CEO de Amazon, que en un comunicado ha declarado que nunca había visto a más clientes anticipando sus compras de Navidad, por lo que parece claro que la empresa va a afrontar unas Navidades sin precedentes. Pero es que incluso hay analistas que ya avanzan que las ventas de Amazon en 2021 serán incluso mayores que la actuales debido a la consolidación del cambio de paradigma de consumo electrónico que ha tenido lugar durante 2020.

Lea también :