AMD Opteron: una respuesta al reto de la nube desde el servidor

CloudServidores

AMD se ha rodeado de algunos de sus partners para presentar la nueva generación de procesadores Opteron, que buscan dar respuesta a las necesidades del mercado de servidores: aumentar la eficiencia sin incrementar el consumo.

“La nube es un conjunto de núcleos que debe trabajar de forma tan eficiente como sea posible, afirma Painter. En este sentido, el objetivo de AMD es poner a disposición de sus clientes una plataforma cloud privada que ofrezca altos niveles de rendimiento y escalabilidad sin renunciar a los beneficios económicos.

Ese también es el objetivo de Microsoft, que sugiere una nube privada “con todos los beneficios de la nube pública pero con seguridad y personalización”, según ha señalado Frank Koch, ingeniero de infraestructura en Microsoft.

La premisa de la compañía de Redmond en este terreno es ofrecer a sus clientes todas las herramientas necesarias para que utilicen la nube bajo sus condiciones y puedan adaptar el servicio a sus necesidades. Para conseguirlo apuestan por la nueva gama AMD Opteron, de la que destacan las funciones de administración de energía que ajustan automáticamente la velocidad del procesador para que coincida con la carga de trabajo, el sistema Park Core, que apaga los que no son necesarios, y las tecnologías AMD-P, AMD PowerNow! y CoolCoreTechnology que ayudan a reducir el consumo.

Virtualización y cloud: Red Hat, un caso de éxito

Utilizar un modelo open source y triunfar en el mercado es posible tal y como demuestra la firma Red Hat, que está muy cerca de convertirse en la primera compañía de software libre que entra en el club de las “empresas de un millón de dólares”.

La clave de este éxito está en una apuesta por la nube y la virtualización, vistas desde el prisma open source. Dirk Kissinger, responsable de ventas y alianzas de Red Hat, ha destacado que un modelo compartido y colaborativo ayuda a reducir costes y acelerar la innovación, al tiempo que mejora la respuesta al cliente. Los beneficios de esta fórmula se traducen en un servicio con menor precio, mayor rendimiento y flexibilidad.

“La tecnología de AMD y Red Hat se han diseñado para optimizarse entre sí y para proporcionar la libertad del software de código abierto unida a la capacidad y el rendimiento de los procesadores más eficientes”, ha explicado Kissinger. En este sentido ha señalado que “el software de Red Hat está optimizado para alta escalabilidad y los procesadores multinúcleo como los AMD Opteron”.

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor