Apple cancela nuevos encargos a Pegatron tras acusaciones de abuso laboral

ConveniosGestión EmpresarialTrabajoWorkspace

Apple habría cancelado futuros programas de colaboración con las industrias de ensamblaje de Pegatron por la infracción de las reglas establecidas para los programas de trabajo de estudiantes en una fábrica de Taiwán.

Apple habría detectado la violación de las reglas que rigen el trabajo de estudiantes en Pegatron y por esa razón ha interrumpido los nuevos proyectos hasta que la situación quede corregida.

Pegatron es una de las empresas (junto con Foxconn) con las que Apple mantiene desde hace años acuerdos para el ensamblaje de sus dispositivos en China y Taiwán, y no es la primera vez que estas empresas son objeto de acusaciones y revisiones de sus protocolos por infracciones en materia laboral.

Desde Apple se afirma que descubrieron la circunstancia hace varias semanas. Al parecer algunos estudiantes no se registraron como tales, con lo que se les habría asignado turnos de noche y jornadas que superan el horario máximo permitido. Esto, además de las infracciones legales locales, supone un incumplimiento del Código de Conducta de Apple para Proveedores. Y mientras no se corrija la situación Apple ha cancelado los nuevos encargos con Pegatron.

Adicionalmente Apple habría descubierto que se habían falsificado ciertos documentos para ocultar la situación irregular, lo que agravaría la situación desde el punto de vista de Apple.

La decisión afecta a futuros proyectos, pero no a los que ya están en marcha. La empresa de la manzana mordida vive un momento especialmente delicado en medio de un proceso de llegada al mercado de sus nuevos iPhone 12. Al parecer habría un cuello de botella con el suministro de componentes como los procesadores A14 que habrían obligado a Apple a ampliar su producción fuera de China. Allí ya trabaja con Foxconn, y podría empezar a hacerlo con empresas como Luxshare Precision Industry.

Un historial de algo más que incidentes

Años atrás Apple ya tuvo que afrontar la polémica surgida tras una cadena de suicidios en algunas de las empresas chinas con las que contrata el ensamblaje de sus productos. Las razones para esos suicidios se relacionaron con la elevada presión recibida por los empleados, sus duras condiciones laborales y sus precarias condiciones de vida. Desde entonces Apple ha estrechado la supervisión sobre estas circunstancias. Algo complicado de llevar a cabo debido a la increíble magnitud de estas empresas, como la propia Foxconn, que cuenta con más de un millón de empleados.

Pegatron afirma estar trabajando en corregir la situación y confía en conseguirlo lo antes posible. El responsable de supervisar el programa de trabajo de estudiantes en la empresa taiwanesa habría sido despedido. La infracción tuvo lugar en los campus de Pegatron en Shanghai y Khunsan y en cuanto se detectó se procedió de inmediato a sacar a los estudiantes de las líneas de producción, se les trasladó a sus domicilios y se procedió a compensarles además de proporcionarles la asistencia necesaria, según traslada la empresa en un comunicado.

Lea también :