ARM presenta los nuevos chips que llevarán los móviles el año que viene

ComponentesWorkspace

ARM ha presentado la nueva generación de chips que llegarán en 2022 a un gran número de dispositivos móviles.

Hace una semanas ARM presentaba su nueva arquitectura  ARMv9 tras 10 años sin renovarla. Ahora ha presentado los nuevos chips basados en esta arquitectura y que a lo largo del año que viene estarán presentes en múltiples dispositivos móviles, desde smartwatches a ordenadores portátiles, pasando inevitablemente por tablets y sobretodo teléfonos móviles.

Se trata de los chips Cortex-X2, Cortex-A710, Cortex-A510. Además también ha presentado las GPU Mali-G710, G510 y G310. De lo más representativo es el Cortex-X2, que ofrece un 30 % más de potencia que los actuales núcleos del Snapragon 888. Está diseñado para los SoC de móviles de gama alta, pero también podría aparecer en ordenadores portátiles.

ARM: del móvil al portátil

Hace uno o dos años podría sorprender la incorporación de chips de este tipo en ordenadores, pero cabe recordar que este año Apple ha presentado su propia familia de chips basados en arquitectura ARM, los Apple Silicon, y sus procesadores M1 han aparecido en ordenadores de sobremesa como el Mac Mini o el iMac además de los portátiles MacBook Air y MacBook Pro de 13 pulgadas.

Por su parte el Cortex-A710 es un 10 % más potente y un 30 % más eficiente que el cCortex-A78 y la nueva gama aún ofrece otra alternativa: el Cortex-A510, menos potente que sus “hermanos mayores” pero con un margen de mejora de rendimiento de entre el 35 y el 50 % respecto de sus homólogos predecesores.

El destino de este último parece ser más bien los relojes inteligentes y dispositivos con menores requerimientos de potencia y pequeño tamaño, donde el aprovechamiento de baterías de reducida capacidad sea determinante.

Nuevas GPU

ARM también ha presentado nuevos subsistemas gráficos como Mali-G710, un 20 % más potente que la anterior generación, destinado a móviles de gama alta y a ordenadores de tipo Chromebook. Por su parte, Mali-G510 está destinado a smartphones de gama media y televisores inteligentes a los que promete duplicar su rendimiento. Finalmente, el  Mali-G310, de menor potencia, que podría montarse en dispositivos de tipo wearable.

 

 

 

Lea también :