Así influirá la automatización inteligente en los ingresos de banca y aseguradoras durante los próximos años

Innovación

Capgemini cree que entre banca y mercado de capitales podrían conseguir ingresos adicionales de 269.000 millones de dólares de aquí a 2020.

¿Qué impacto podría tener la denominada automatización inteligente si se aplica en el sector de los servicios financieros?

Según un informe del Instituto de Transformación Digital de Capgemini, este sector podría llegar a conseguir ingresos adicionales de 512.000 millones de dólares durante el próximo par de años, hasta 2020. De ellos, la mayoría sería para banca y mercado de capitales (269.000 millones), mientras que el resto recaería en el segmento asegurador.

Desde Capgemini explican que esa automatización inteligente supone “la combinación de Robotización Automatizada de Procesos de Negocio (RPA), inteligencia artificial y optimización de procesos de negocio, aplicada a la consecución de objetivos de negocio estratégicos”. Tiene que ver con el uso de software para tareas repetitivas en vez de apoyarse en la parte humana.

Las empresas recurren a esta automatización para mejorar la satisfacción de sus clientes e incrementar ingresos. También para competir con las grandes multinacionales del sector tecnológico, que se están convirtiendo en sus rivales.

“Solo las empresas que abracen esta tendencia tecnológica con un objetivo que vaya más allá de la reducción de costes y centren sus esfuerzos en la generación de valor para clientes y accionistas podrán alzarse victoriosas en el mercado”, opina Anirban Bose, miembro del Comité Ejecutivo y responsable de la Unidad de Servicios Financieros de Capgemini a nivel mundial.

El caso es que la adopción lleva un ritmo lento. Capgemini revela que únicamente 1 de cada 10 empresas de este sector ha implementado ya a gran escala esta tecnología. Y la proporción de empresas que han adoptado tecnologías de automatización cognitiva, donde entran aprendizaje automático, visión artificial y biometría, es de 1 de cada 4.

Entre los retos a los que se enfrentan hay factores empresariales y de gobernanza, de infraestructura tecnológica y de recursos humanos o competencias.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor