A fondo. Así será la Navidad 2020: Más compras online y más ahorro

eCommerceMarketing

El presupuesto máximo de la mayoría de los españoles será de 200 euros. La tecnología figura entre lo más regalado.

Esta semana arrancan una Navidad muy especial. Con la pandemia de coronavirus todavía sin controlar, las celebraciones pasarán a un segundo plano y las reuniones masivas de familiares y amigos tendrán que esperar. Aunque eso no quiere decir que no vaya a haber regalos de Papa Noel y Reyes.

Más del 44 % de los españoles ya ha aprovechado la campaña del Black Friday para ir adelantando las compras navideñas, animados por las ofertas. Y alrededor del 10 % incluso ha sido más previsor y se lanzó a compra regalos en los meses de septiembre y octubre. Así lo desvela Showroomprive.es en su nueva edición de la encuesta Hábitos de Consumo de los Españoles en Navidad. Eso sí, en este año tan particular, se incrementan los consumidores que viven al día y dejan las compras para dos o tres semanas antes (32,42% exactamente, frente al 31,05 % de 2019) o incluso para el último minuto (12,50 % frente a un 8,69 % el año pasado).

Todo apunta a que los españoles intentarán ahorrar dinero, por la crisis económica y social desatada por la crisis sanitaria. La mayoría (53,98 %) gastará como mucho 200 euros. De hecho, una quinta parte asegura que no rebasará los 100. El porcentaje va descendiendo a medida que se plantea una subida de presupuesto: alrededor de 1 de cada 4 españoles destinará 200-300 euros a sus compras navideñas, cuando era un tercio en 2019; sólo una décima parte gastará 300-400 euros (20,80 % hace un año); y son los menos los que se atreverán a pasarse de los 400 euros (8,65 % en vez del 16,10 % anterior).

Ese dinero irá destinado principalmente a ropa y calzado, ya que la moda sigue siendo la opción favorita para regalar. Otros artículos con alta demanda son los perfumes y los cosméticos, los juguetes, juegos de mesa y videojuegos, los libros y la tecnología, como smartphones y tabletas. En esta lista de preferencias ocupan posiciones más bajas las joyas, los productos de decoración y los artículos para hacer deporte, pero también el dinero en efectivo y los regalos hechos a mano.

Otra consecuencia directa de la COVID-19, más allá de los presupuestos limitados, es el incremento de las compras a través de internet para evitar salidas innecesarias de casa y el contacto físico. Hasta un 41,76 % de los españoles confiesa a Showroomprive.es que este año comprará más online. Y hasta un 16,21 % ha decidido que hará todas sus adquisiciones por internet. Solamente un 7,42 % no recurrirá al eCommerce.

Sin seguridad no hay felicidad

Teniendo en cuenta esta popularización de las compras por internet, los expertos en seguridad hacen un llamamiento para que los internautas elijan con cabeza, no se precipiten y mantengan a los ciberdelincuentes a raya. Estos intentarán aprovechar una época de especial actividad online, así que hay que ser más listos que ellos.

Check Point recomienda, sobre todo, comprar sólo desde páginas web oficiales. Para evitar caer en las redes del phishing y las estafas, lo mejor es teclear por nuestra propia cuenta la dirección de la tienda en vez de pinchar en enlaces que llegan a través del correo electrónico o mensajes de texto. Además, antes de comenzar a llenar el carrito, hay que asegurarse de que la plataforma de compra es segura, que cuenta con certificado HTTPS y el icono del candado en la barra de direcciones.

Nunca se deben repetir contraseña de un sitio a otro. Las credenciales de acceso tienen que ser variadas y robustas, combinando números, letras y símbolos en cadenas de al menos ocho dígitos. Y el acceso a internet debería realizarse desde una red conocida y protegida o, si se está en la calle, tirando de datos. En caso de engancharse a una wifi pública, algo desaconsejable para este tipo de actividades, habría que utilizar conexiones VPN con el objetivo de cifrar la transmisión de los datos entre dispositivo y servidor y darles esquinazo a los ataques man-in-the-middle.

“Estas navidades van a ser unas fechas aún más especiales. El COVID-19 ha cambiado los hábitos de compra y la web va a ser el centro de las compras. Por este motivo, hay que extremar las precauciones y asegurarnos de que hacemos nuestras compras con todas las medidas de seguridad posibles”, razona Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.

“Acceder a las webs oficiales, contar con contraseñas seguras y únicas o conectarse a internet a través de una red segura”, repite, “son medidas básicas, sencillas e imprescindibles que tenemos que poner en práctica para no convertirnos en víctimas de una estafa navideña”.

“Todo lo que se debe hacer es adoptar prácticas de seguridad y estar atento a cualquier señal sospechosa que pueda aparecer”, señala por su parte Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio Investigación de ESET. Esta compañía también pone el foco sobre lo que puede pasar durante estos días y aconseja, más allá de alejarse de tiendas de dudosa reputación y redes públicas o comprar sólo en sitios cifrados, “tomarse el tiempo para pensar antes de comprar o publicar información personal”.

Las compras compulsivas son peligrosas. Lo mejor es analizar las ofertas, descartar rebajas exageradas como “marcas lujosas o productos tecnológicos ofrecidos a precios increíblemente bajos” y asegurarse de que los datos que solicita el vendedor son necesarios para tramitar la adquisición.

Otro consejo útil es usar software de seguridad en todos los dispositivos, incluido el teléfono móvil, ya que bloqueará páginas sospechosas y posibles ataques. El usuario, además, debería comprobar el estado de su cuenta bancaria tras las compras online y contactar con el banco si ve algún movimiento raro relacionado con su tarjeta.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor