Black Friday, Cibermonday y Navidad supondrán el 50 % de la facturación de las pymes

eCommerceFacturaciónGestión EmpresarialMarketing

Otro año probablemente la importancia de estas tres fechas y sus campañas de venta asociadas serían muy importantes, pero 2020 va a ser singular y memorable también en este apartado. Y con mucha diferencia con respecto a otros ejercicios. Realmente las dos primeras campañas de ventas, Black Friday y Cibermonday, funcionan como una antesala de

Otro año probablemente la importancia de estas tres fechas y sus campañas de venta asociadas serían muy importantes, pero 2020 va a ser singular y memorable también en este apartado. Y con mucha diferencia con respecto a otros ejercicios.

Realmente las dos primeras campañas de ventas, Black Friday y Cibermonday, funcionan como una antesala de la campaña fuerte por antonomasía, la de Navidad. Muchos aprovechan los descuentos de esos eventos comerciales para anticipar compras destinadas a regalos navideños, pero en ningún año como este habían supuesto tanto porcentaje con respecto a esas fechas tan señaladas.

La mitad del año en un mes

Con respecto al año anterior el aumento de facturación habría aumentado hasta un 43 %.

Por un lado es ineludible la realidad provocada por la pandemia al haber hecho que durante un tercio largo del año la inmensa mayoría de la población haya permanecido recluida en confinamiento doméstico.

A eso hay que sumarle la incertidumbre y la contención. Incertidumbre con respecto a la continuidad de los trabajos. Innumerables ERTES y cierres de negocios por cese de la actividad (unos obligados por leyes y decretos, otros por las circunstancias de caída del consumo). La contención proviene de las decisiones de consumo tomadas con la perspectiva previsora ante un futuro incierto.

La recta final

La asunción, si no de la nueva normalidad, al menos de la “normalidad” que vivimos actualmente, ha hecho recobrar parte de la confianza a un segmento de la población lo suficientemente importante como para que exista la previsión de una importante campaña comercial de fin de año. El éxito deriva de la proximidad de esas tres fechas, dos de ellas inspiradas en los descuentos, la otra en los tradicionales regalos.

Sumado al contraste con el descenso de ventas a lo largo del resto del año, las esperanzas están claras para pymes y pequeño comercio.

El ecommerce, al rescate

En este contexto otra gran diferencia la marca la amplia implementación del comercio electrónico y los pagos electrónicos. Tras unos meses de confinamiento ha aumentado en gran medida la población que hace uso de estos medios. Tanto en la compra a través de Internet como en los pagos mediante el móvil ha habido un aumento revolucionario. Y determinante, pues ayudará sin duda a reforzar y aumentar las ventas en este periodo por parte de quienes no puedan o no deseen desplazarse.

Lea también :