1, 2, 3 y 4 Factores Clave en la Transformación Digital del Data Center

¿Qué es un Brand Voice ?

Dell EMC revela cuáles son los pilares básicos para llevar el centro de datos por el camino del éxito.

Durante los próximos cinco años, el número de personas que habitarán este planeta y el número de dispositivos conectados disponibles para su uso se multiplicarán de forma notable. El crecimiento de los datos a nivel mundial también será exponencial durante ese mismo periodo de tiempo. Cada vez habrá más usuarios, más dispositivos y más datos. Esto significa que los centros de datos de las compañías tienen que evolucionar para adaptarse a nuevas necesidades. Han de estar preparados para afrontar el cambio que se les viene encima. No en vano, hablar de la transformación digital que ya está obligando a las organizaciones a modernizarse es hablar de la transformación del centro de datos. Y hay que saber cómo acometer dicha transformación.

Para descubrir qué pueden hacer las empresas para mejorar sus centros de datos, Rosalía Arroyo, redactora jefa de ChannelBiz.es, ha hablado en el marco de un evento online con Julio César Gómez, Senior System Engineer de Dell EMC. Este evento ha sido retransmitido por NetMediaEurope bajo el título 1, 2, 3 y 4 Factores Clave en la Transformación Digital del Data Center.

El especialista de Dell EMC cree que aunque a veces es “el gran olvidado”, el dato supone precisamente “el punto de partida para llevar ese proceso de transformación a cabo”. Julio César Gómez considera que lo importante es avanzar con “coherencia, elección y un camino claro” para tener éxito en el centro de datos del futuro, algo que en el caso de Dell EMC “está basado en cuatro pilares”. El primero de ellos es el mundo flash. El segundo es el cloud computing. A continuación, Dell EMC habla de las arquitecturas scale-out. Y, finalmente, apunta hacia el fenómeno software-defined. Flash, cloud, scale-out y software-defined conforman “los cuatro pilares sobre los que subyace nuestra estrategia de transformación digital”, recalca Gómez, y que acaban impactando en la evolución del centro de datos.

“¿El mundo flash qué significa?”, cuestiona el propio directivo de Dell EMC. Básicamente es “el cerebro de la bestia” que permite “seguir dando rendimiento a las aplicaciones” con “una garantía en el servicio, una disponibilidad, una redundancia” y otra “serie de mecanismos” de manera coherente. En este sentido Gómez recalca que habría que “tener en cuenta que, aparte del disco flash en sí” que proceden de unos pocos fabricantes, se necesita “una arquitectura detrás que, por ejemplo, permita que la durabilidad de esos discos, que es el factor quizás más crítico que tienen, se pueda mantener en cuatro, cinco, seis o siete años”. La tecnología flash aportaría ventajas en áreas como la “continuidad de negocio” y la “recuperación ante desastres”. Y a día de hoy, a nivel de costes, “es incluso más eficiente introducirla”, tal y como añade Julio César Gómez.

En cuanto al pilar cloud, su adopción es inevitable. Tras años hablando “del mundo cloud en sus diferentes variantes”, desde la modalidad privada a la híbrida pasando por la pública, “lo que subyace”, de acuerdo con Gómez, también es un mensaje de “coherencia y elección”. Es posible “apostar por un camino de cloud privada reutilizando el IT existente”. Pero también “acometer un proceso de cloud pública dentro del IT”. Sin embargo, “no todo vale. No todas las cargas de trabajo deben de ir a la cloud pública”, matiza el ingeniero de Dell EMC, que valora la existencia del paradigma de cloud híbrida porque permite elegir lo más conveniente, viendo “qué quiero tener dentro de mi data center y acometer el proceso de transformación en él, y qué tengo fuera”.

A pesar de que no todo el mundo está prestando la atención debida a la migración entre nubes, la propuesta de Dell EMC sirve para “montar una cloud privada dentro de data center” y luego “utilizar conectores estándares “como los de Amazon S3 u OpenStack Swift “para llevar diferentes cargas al mundo público. Pero no todas”, recalca Gómez, “sino las que yo elija. Y ése es el punto más importante. De esta manera, en el momento que yo me integro o tengo conectividad con otro tipo de soluciones voy a poder garantizar esa movilidad”. La división VMware, precisamente, destaca “dentro de la capa de orquestación” por “dar la capacidad a sus usuarios de poder hacer esa movilidad tanto de datos, como de cómputo, como de las propias aplicaciones”.

El tercer elemento que defiende Dell EMC, el de scale-out, también “es clave” en la transformación porque “el servicio no puede parar”. Apostar por scale-out implica que, “si tengo un requerimiento de más rendimiento, más capacidad, más cómputo” o “más conectividad, lo único que tengo que hacer es ir añadiendo” appliances. De este modo se mantiene el “servicio de una manera coherente, eficiente y con el rendimiento que es necesario”, aprecia Gómez. “Y el último, que no significa que sea el menos importante, es el software-defined”, que es una tendencia en boga en la actualidad a modo de software-defined data center, software-defined network, software-defined storage y demás posibilidades.

Otra de las tecnologías novedosas dentro del centro de datos se llama hiperconvergencia y “tiene muchísimo impacto”. De hecho, en ella “convergen todos los pilares” anteriores. Para empezar, “toda solución de hiperconvergencia, sea el fabricante que sea, tiene una componente software-defined: en la parte de cómputo, en la parte de almacenamiento y en la parte de conectividad. Luego debemos de cubrirlo, y Dell EMC lo hace con sus diferentes soluciones”, apunta Julio César Gómez. Sería el caso de VxRail. Al aglutinar cómputo, almacenamiento y redes, otra cosa que aporta la hiperconvergencia “es la capacidad de scale-out”, prosigue Gómez. “Si yo necesito más rendimiento, o más disco” sólo hay que “incorporar nodos más rápidos o nodos con más capacidad. Y de una manera siempre online”. Asimismo, existe la opción de “implementar una cloud privada básicamente basada en nodos de hiperconvergencia”. Para dar el rendimiento requerido, dichos “nodos hiperconvergentes” recurren a la “componente flash”. Y así se completa el círculo.

¿Vale la misma estrategia de transformación digital para todas las compañías? ¿O es posible personalizarla? El Senior System Engineer de Dell EMC indica que compañías del estilo de Uber o Airbnb “lo han tenido un poquito más fácil” que otras “más tradicionales que están en el sector”, simplemente “porque han llegado más tarde” y así “han podido acometer procesos disruptivos, en cuanto a la modernización, en cuanto a la autorización y en cuanto a la innovación. Y eso es algo que en el IT tradicional es más difícil de acometer”, compara Julio César Gómez. Pero eso no quiere decir que no haya alternativas. “Las tenemos”, asegura Gómez, que recuerda el caso de éxito de Dell EMC con la banda U2.

Mirando hacia el futuro, Dell EMC piensa que en unos años “estaremos hablando de ciudadanos digitales. A día de hoy eso no es así”, afirma el protagonista de 1, 2, 3 y 4 Factores Clave en la Transformación Digital del Data Center. “El componente digital en el ciudadano está aceptado, pero no está masificado y no está asentado”. Y eso es algo que tiene que ocurrir “para que exista ese proceso de transformación digital, 100 %, en el data center y en el ciudadano”. Gómez también prevé que en unos “15 años ese dato que a día de hoy lo consideramos no estructurado será ‘estructurado’ de otra manera y eso nos habrá convertido en ciudadanos digitales”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor