De cómo BEEVA dio estabilidad, velocidad y escalabilidad a 8Belts

¿Qué es un Brand Discovery ?

La plataforma de aprendizaje de idiomas 8Belts.com ha fortalecido su servicio en cinco continentes al asociarse con BEEVA y aprovechar la tecnología cloud de Amazon.

Para que sus alumnos puedan hablar un idioma en menos de ocho meses, 8Belts se centra en el autoestudio y las conversaciones con nativos. Y para que su método de aprendizaje online esté disponible, esta plataforma necesita que detrás haya una infraestructura lo suficientemente sólida. Una estructura de sistemas capaz de habilitar un acceso masivo, desde cualquier parte del mundo y sin esperas. Por eso, 8Belts cambió de estrategia hace un par de años y acabó abrazando la nube. “Hasta el momento en que se decidió dar el salto a una Infraestructura como Servicio, que fue en el año 2014, solíamos trabajar utilizando servidores dedicados y servidores virtuales”, declara Miguel Portillo, CTO de 8Belts. Tras experiencias fallidas “con algunos partners con los que intentamos desarrollar esta nueva estructura de servidores”, la compañía dio con BEEVA, que supo “entender cuál era nuestra necesidad” y “meterse dentro del negocio de 8Belts” para conseguir una asociación exitosa.

“Se implicaron y llegamos a trabajar de verdad como unos auténticos partners, con un objetivo común”, rememora Portillo. ¿Y qué es exactamente lo que necesitaba 8Belts? “Había tres premisas que teníamos que cumplir sí o sí”, señala su director de Tecnología, “que eran: la estabilidad, la velocidad y la escalabilidad”. Por el tipo de usuarios que recurren a 8Belts, se estableció como condición básica “un rápido acceso a ciertos elementos multimedia”, como el material gráfico o los audios que los alumnos “necesitan directamente para su fase de aprendizaje”. Algo que debía hacerse con independencia de la ubicación, ya que 8Belts cuenta con adeptos en los cinco continentes. La cantidad de localizaciones remotas con las que se relaciona al cabo del día esta empresa había exigido a sus responsables desplegar tecnología compleja y cara. Eso era algo a afrontar. Desde 8Belts reclamaban también seguridad para los datos, con posibilidad de recuperar información y acometer modificaciones. Y capacidad para afrontar variaciones en la demanda de potencia al incrementarse el tráfico.

¿Cómo afrontó BEEVA estos desafíos? “La estabilidad la conseguimos utilizando las zonas de disponibilidad de Amazon”, explica Carlos Martín, Support Manager en BEEVA. “Esto nos permite repartir la infraestructura de una forma altamente escalable, evitando los puntos únicos de fallo. Por otro lado, conseguimos la velocidad acercando aquellos datos multimedia como vídeos e imágenes a localizaciones lo más cercanas al usuario” posible, lo que mejora “drásticamente” la experiencia final. Además, “esta infraestructura debía ser elástica”, “reaccionar a la demanda teniendo únicamente levantados aquellos servicios que son necesarios en cada momento” y ajustar los costes. El resultado fue la apuesta por Amazon Web Services. Con la transición se ha echado mano de “recursos como Route 53, EC2, balanceadores, bases de datos como RDS o DynamoDB”, enumera Martín, que es justo lo que “nos permite casi un escalado ilimitado a esa demanda de usuarios que vamos a tener”. También destaca S3, con “una durabilidad y una disponibilidad increíbles comparadas con otros tipos de servicios”.

“Los recursos gestionados de Amazon”, subraya el Support Manager de BEEVA, ofrecen “una serie de ventajas” como “estandarizar nuestras infraestructuras”. Su uso “nos permite un ahorro de costes en administración de sistemas. Y nos da fiabilidad” para conseguir “implementar de forma ágil y sencilla todos los procedimientos internos de la compañía”. A la hora de valorar su alianza con BEEVA y el aprovechamiento de la nube de Amazon, 8Belts cuenta en primer lugar que se han incrementado “los recursos sustancialmente en picos de requerimientos que hacían falta”. De este modo, cuando hay que realizar campañas publicitarias, sus encargados ya no tienen “miedo a crecer”. Al contrario, la nueva tecnología les ha servidor para mantenerse “muy tranquilos, tanto por el servicio que ofrecía BEEVA” en cada momento “como por las soluciones que nos ha ofrecido Amazon”, indica Miguel Portillo. Poder ampliar con celeridad recursos y potencia cuando miles de personas han querido probar su solución tras una campaña les ha hecho convencerse de que “el resultado iba a ser bueno”.

“También hemos visto desde el minuto uno cómo las ventajas han sido directamente en la parte de la velocidad”, reconoce Portillo. “Notamos un aumento en la velocidad de los tiempos de carga” de las páginas “de hasta el 60 % en muchas imágenes” y en “audios. En función de la localización incluso iba al 200 %, porque contamos con alumnos incluso” en zonas alejadas como “Australia donde el tráfico es mucho más lento si tiene que venir hasta Europa”. Como empresa volcada en internet, 8Belts tenía que favorecer un acceso rápido, inmediato, a sus contenidos. Y lo ha logrado. Como “beneficio indirecto” ha “optimizado mucho los costes”. Para situaciones concretas de gran atención se pueden multiplicar “las instancias en cuestión de segundos” y luego revertir a la situación original tan pronto como se reduce el pico de uso. Se trata de “un modelo de pago por uso. No pagamos ni un euro más de lo que necesitamos”, subrayan desde 8Belts. Eso sí, “sin escatimar nunca el servicio ni la calidad”.

Esta plataforma de aprendizaje de idiomas trabaja ahora con herramientas que le ayudan a valorar opciones y automatizar según necesidades, reforzando otros departamentos. Su departamento de I+D+i, por ejemplo, podría seguir ideando y creando gracias a este respaldo. “Siendo 8Belts una empresa revolucionaria en el aprendizaje de idiomas, que además siempre busca el dar lo mejor a nivel de innovación, a nivel de tecnología” y “a nivel de velocidad”, el cambio de infraestructura “ha supuesto un antes y un después”, en palabras de su CTO. Las nuevas plataformas sirven para “mejorar” y “tener siempre la mejor tecnología”. En Amazon Web Services, 8Belts cuenta con entornos de desarrollo y preproducción independientes para asegurar cuestiones como la trazabilidad y la seguridad de los sistemas que están en producción. Y BEEVA, añade Carlos Martín, ofrece mantenimiento mediante un Departamento de Explotación que “trabaja las 24 horas del día, los 365 días al año, y el cual garantiza que el servicio se entrega con la calidad requerida por el cliente”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor