Cómo hacer que los mensajes de tu empresa lleguen a tu público objetivo

¿Qué es un Brand Discovery ?
Marketing

Sigue estos consejos para mejorar el posicionamiento de tus mensajes y conseguir que la comunicación sea un valor añadido en tus productos.

No importa si tienes un negocio físico u online, los clientes serán siempre el principal eje en el que se mueve todo. Por ello, es importante construir relaciones sólidas con el cliente, relaciones de calidad que se puedan mantener con el paso del tiempo.

Debemos encontrar la manera de conseguir que la comunicación sea un valor añadido en nuestros productos. Desde el tono del mensaje, hasta las técnicas de posicionamiento. No será igual el SEO para startup que para una multinacional.

Es importante recordar que es más complicado que un cliente repita que el hecho de que compre por primera vez. Así que fidelizar debe ser algo básico. No debemos centrar el objetivo en conseguir clientes como la máxima prioridad; está comprobado que es mucho más rentable conservar a los que ya hemos conseguido.

En todo este entramado hay una cosa clara: conseguir que los mensajes de la empresa lleguen al público objetivo es fundamental.

Así que… ¿Cómo conseguimos que esta comunicación sea efectiva? ¡Aquí van algunas claves que funcionan!

Tips para lograr que tus mensajes lleguen al público objetivo

1.     Segmentación

Como ya sabes, el primer paso para que tus mensajes lleguen al target es encontrar a tu público objetivo. Para ello, será crucial segmentar el mercado.

Existen muchas formas y canales que se pueden seguir, pero no todos son adecuados. Es posible que no consigas el efecto deseado.

Aunque el público objetivo se haya segmentado correctamente, puedes seguir haciéndolo. Por ejemplo, si fueras a utilizar nuevos canales de comunicación, será interesante seguir segmentando para encontrar el segmento más adecuado para cada canal.

2.     Adaptación

Una vez que tengas a tu público objetivo identificado, tendrás que adaptar tu mensaje. No solo buscamos que le llegue, sino que le alcance de verdad, que lo pueda llegar a interiorizar.

En base al tipo de mensaje que se quiera enviar habrá que seleccionar muy bien el canal por el que se va a hacer. Una mala elección podría afectar a la comunicación, hasta el punto de que tiraríamos por tierra todo nuestro trabajo.

3.     Relevancia

No es conveniente mandar cualquier tipo de comunicación sin haberla revisado correctamente. De lo contrario, es posible que el cliente la conciba como algún tipo de Spam y no preste atención. Peor aún, podría asociar el spam con la marca y las siguientes campañas o servirían de nada.

No solo tenemos que encontrar nuestro segmento de mercado, sino que también habrá que estudiar las variables significativas, como el sexo, edad, localización, intereses, así como necesidades más específicas.

Esto nos permitirá mandar mensajes relevantes que resulten útiles, interesantes y atractivos.

4.     Valor añadido

Siempre hay que encontrar la forma de dar valor al cliente, sobre todo a aquellos que ya han demostrado fidelidad hacia nosotros.

La forma de hacerlo es conseguir que se sientan especiales, VIPS. Esto se puede conseguir ofreciéndoles descuentos especiales, que puedan acceder a promociones exclusivas o tener determinadas ofertas.

5.     Seo adaptado al tipo de negocio

El SEO comprende un conjunto de estrategias que buscan posicionar de forma orgánica un determinado proyecto web en los buscadores.

Es un concepto muy amplio, por lo que crear una estrategia de SEO no siempre es sencilla.

La idea es posicionar una serie de palabras clave (o keyword) que sean las que van a buscar nuestros clientes potenciales. Habrá que ir revisando continuamente su volumen de búsqueda y dificultad de posicionamiento por si tuviéramos que hacer cualquier variación en la estrategia.

6.     Hacer un seguimiento

Un error muy común es dedicar mucho tiempo a la estrategia de comunicación con el cliente, pero luego no hacer un seguimiento para saber cómo está funcionando.

Haciendo un seguimiento podemos conocer la evolución de la estrategia y de las respuestas que se reciben. Así, determinaremos qué parte de la campaña ha sido rentable, que parte no, y que es lo que podemos cambiar de cara al futuro para conseguir un mejor resultado.

7.     Gestión de crisis

Tarde o temprano, nos tendremos que enfrentar a una crisis. Debemos estar preparados para afrontar comentarios negativos y saber cómo responder al respecto.

Es importante saber cómo afrontar cada crítica y dar la cara. Cualquier respuesta adecuada ante comentarios negativos, dudas o mensaje de consulta mejorará el impacto de la marca en el mercado (especialmente, en las redes sociales).

8.     Conecta la rueda

Es interesante crear un plan de marketing que se base en la captación de correos electrónicos para hacer e-mail marketing, incluso hasta correo postal (elegiremos el que se adapte a la segmentación que hemos hecho).

Podemos implantar la acción de que el registro concluya a través de las redes sociales, siendo una fórmula muy efectiva para terminar derivando tráfico hacia nuestra web. Puede ser una interesante fórmula para que recorran un canal de comunicación más informal.

Sigue estos “tips” y verás como no sólo consigues que lleguen tus mensajes, sino que provocarán el efecto deseado.

Lea también :