Galaxy VX, el SAI más eficiente para centros de datos medianos y grandes

¿Qué es un Brand Discovery ?

Los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) de Schneider Electric cuentan ahora con la familia Galaxy VX, que ofrece una protección eléctrica altamente eficiente y escalable y cuenta con una innovadora arquitectura de pago según crecimiento.

Los SAI Galaxy VX va destinados a alimentar centros de datos de tamaños grandes y medianos, con potencias comprendidas entre los 500 y 1.500 kW.

El sistema Galaxy VX ofrece tres modos de funcionamiento: ECOnversión, doble conversión o ECO. Cada modo constituye una combinación específica de eficiencia y rendimiento, para que el cliente pueda elegir la que más se adapte a sus objetivos comerciales. El modo ECOnversión tiene una eficiencia ultra-alta, de hasta el 98,9%, con excelente protección de la carga y mayor flexibilidad de programación en días y periodos concretos. El modo de doble conversión logra una alta eficiencia, de hasta el 96%, incluso con cargas reducidas, y menor pérdida de energía y disipación de calor. El modo ECO se caracteriza por su mayor eficiencia, de hasta el 99%, incluso a muy bajos niveles de carga.

Galaxy VX ofrece una gran flexibilidad para ampliar o renovar las aplicaciones críticas de la empresa. Gracias a sus tecnologías innovadoras se puede seleccionar el rendimiento del SAI que mejor se adapta a los objetivos empresariales. Puede ampliarse o ganar redundancia después de la instalación inicial y es compatible con una amplia gama de opciones de almacenamiento de energía, lo que permite integrar futuras tecnologías en la plataforma existente.

La familia Galaxy VX cuenta con dos tipos de SAI: el VX1000 con una potencia trifásica mínima de 500 kW y máxima de 1.000 kW, y el VX1500 con una potencia mínima de 1.000 y máxima de 1.500 kW. Ambos modelos disponen de un armario de entrada y salida y varios armarios de alimentación, que pueden ser más o menos según las necesidades iniciales. El número de armarios de alimentación se puede ampliar posteriormente en módulos de 250 kW hasta su potencia máxima después de la instalación inicial, ya sea en respuesta al aumento de la carga o para obtener mayor redundancia. La tensión nominal de entrada puede ser, en todos los modelos, de 380, 400 o 415 voltios.

El sistema de alimentación es totalmente estable y protegido, ya que se ha diseñado para que cumpla con los requisitos más estrictos. Dispone de un inversor de cuatro niveles que reduce las pérdidas y el estrés de los componentes para aumentar su eficiencia y estabilidad. La redundancia interna es configurable y la etapa de conmutación estática del 110% proporciona gran capacidad de sobrecarga. Los bloques de potencia, al ser modulares, reducen el tiempo de reparación.

GALAXY

Galaxy VX ofrece la flexibilidad necesaria para ahorrar costes en cada etapa del ciclo de diseño, instalación y capacidad. Se paga a medida que se crece, porque el sistema se puede ampliar en función del crecimiento de las cargas a base de añadir armarios de potencia de 250 kW cada uno de ellos. El sistema es escalable en capacidad y redundancia. La corrección del factor de potencia y el filtrado de los armónicos eliminan el sobredimensionamiento de la red eléctrica y los dispositivos de protección del sistema.  

Galaxy VX está disponible en España a través de Schneider Electric y de sus partners. Los nuevos equipos de la familia se integran fácilmente en los ambientes eléctricos, físicos y de monitorización de clientes que operan centros de datos o aplicaciones para infraestructuras industriales.

Estos SAI admiten una amplia gama de frecuencias y tensiones de entrada trifásicas y tienen capacidad para funcionar en paralelo. El grupo electrógeno es compatible con rampa adaptativa y lleva protección contra realimentación integrada, para proteger las personas y cumplir la normativa.

El tamaño de los SAI Galaxy VX es compacto, con instalación dorso con dorso o contra pared al no necesitar espacio libre en la parte posterior. El funcionamiento es continuo, a 40 grados, con bajo nivel de ruido audible y filtro de polvo recambiable en el caso de entornos difíciles. Tiene capacidad de funcionamiento en paralelo, para aumentar la capacidad o la redundancia, y admite sincronización externa.

La gestión de Galaxy VX en el Data Center se lleva a cabo mediante el software StruxureWare for Data Centers de Schneider Electric, una suite integrada de aplicaciones de gestión de la infraestructura de centros de datos. Este software ayuda a las empresas a gestionar sus centros de datos en múltiples dominios y ofrece información útil para obtener el equilibrio idóneo entre alta disponibilidad y eficiencia máxima durante todo el ciclo de vida del Data Center. Las aplicaciones de software StruxureWare son parte fundamental de EcoStruxure, la arquitectura de hardware y software integrado de Schneider Electric que está diseñado para una gestión inteligente y eficiente de la energía.

El sistema Galaxy VX permite la supervisión remota basada en la nube gracias a la plataforma StruxureOn de Schneider Electric, que supervisa y protege los equipos críticos y proporciona visibilidad constante mediante la transmisión de datos en tiempo real, alarmas inteligentes e información extraída de los datos sobre el estado de los equipos conectados al centro de control o incluso a un smartphone. Utiliza informes regulares para estar al día sobre el estado de la unidad durante todo su ciclo de vida y planificar la sustitución de las baterías. En caso de incidencia, los especialistas de Schneider Electric resolverán el problema remotamente o enviarán a un ingeniero de servicio en campo certificado para corregirlo en las mismas instalaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor