Movistar y Prosegur ponen la última tecnología para la seguridad en tu segunda vivienda

¿Qué es un Brand Discovery ?
Proveedor de ServiciosProyectosSeguridad

Movistar y Prosegur ofrecen un conjunto de tecnologías de seguridad y un servicio de vigilancia específico para los inmuebles que tienen riesgo de ser ocupados por intrusos.

Si tu casa está sola durante muchas horas al día o pasas temporadas fuera de ella por vacaciones o viajes de trabajo; es muy probable que te hayas planteado incorporar alguna tecnología de seguridad, como una cámara IP o detectores que te avisen de que hay actividad cuando no estás. Se trata de una opción muy económica, ya que son dispositivos baratos (puedes encontrar cámaras de este tipo por unos 30 euros) que se conectan a tu router y a los que puedes acceder habitualmente mediante una app para tu smartphone. Pero cuando se trata de contar con una mayor seguridad, ya sea en tu residencia habitual o más todavía en una segunda residencia que pasa muchos meses desocupada, la opción “hazlo tu mismo” no suele ser la más recomendable, ni siquiera por precio. En el caso de las segundas viviendas u otros inmuebles, además del riesgo de los intrusos convencionales, los propietarios suelen temer la ocupación directa, cuyas consecuencias pueden depender también de las circunstancias y el uso que se da al propio inmueble. Por ello, Movistar y Prosegur ofrecen ahora un conjunto de tecnologías de seguridad y un servicio de vigilancia específico para esos inmuebles que tienen riesgo de ser ocupados por intrusos.

 

Una oferta de tecnología “anti okupas”

El paquete de tecnología y servicios de Prosegur y Movistar tiene un precio habitual de 45 euros al mes, aunque se está promocionando con una oferta de 9,90 euros al mes hasta final de año, e incluye distintas tecnologías para proteger el hogar, junto con servicios que permiten tener una seguridad que, como decíamos, es difícil que puedas igualar por tu cuenta. El sistema de alarma puede incluir una cámara 360º que puedes cambiar de ubicación y orientarla mediante una app, y se complementa con distintos tipos de sensor de presencia (sensores volumétricos o detectores de movimiento) y sensores magnéticos para puertas y ventanas que detectan si hay una apertura de éstas. La cámara puede hacer zoom y te permite también escuchar o comunicarte a través de ella (por ejemplo, si quien ha entrado es una persona conocida o incluso uno de los vigilantes de Prosegur). Por su lado, los sensores detectan si hay movimiento y avisan directamente al centro de control de Prosegur, que puede verificar rápidamente si se trata de una intrusión. Para ello, además de revisar las imágenes que obtienen los vídeo detectores o los datos de los sensores, el servicio cuenta con vigilantes motorizados que se pueden desplazar rápidamente para verificar el salto de la alarma. Si realmente es una intrusión, el servicio se pone de inmediato en contacto con la Policía para informar de ella, minimizando así el tiempo de reacción, que puede ser crucial a la hora de dilucidar si se ha tratado de una ocupación ilegal.

Por supuesto, a la hora de configurar el sistema de seguridad, puedes añadir elementos de seguridad extra como detectores de presencia y movimiento con o sin cámara, detectores de humo, sirenas o sistemas de alimentación ininterrumpida para mantener todos los elementos funcionando incluso tras un corte de la corriente eléctrica.

Como podrías esperar, el sistema de alarma se complementa con una aplicación (Movistar Prosegur Alarmas, antes llamada Prosegur Smart) que te permite controlar los eventos que recojan los sensores instalados, así como ver las imágenes de las cámaras y manejar la cámara de 360 grados.

Elementos disuasorios

Por otro lado, el sistema de Prosegur Movistar incluye elementos disuasorios que reducen drásticamente el riesgo de que el inmueble sea ocupado: desde las placas exteriores que indican que se trata de una vivienda protegida, hasta la sirena que se instala en el interior y que llamará la atención de los vecinos o de las personas de los alrededores. Es evidente que los potenciales intrusos tienen siempre en cuenta la dificultad de entrar en una vivienda y el mero hecho de contar con un servicio de protección ya disuade a un muy elevado porcentaje de ellos, que van a preferir las viviendas más “fáciles”.

En definitiva, si echas cuentas de todo lo que necesitas para contar con un sistema de seguridad, como la conexión a Internet para los dispositivos y los propios elementos como sensores o cámaras, lo cierto es que en segundas viviendas o inmuebles que no habitas regularmente, la opción “hazlo tu mismo” seguramente no te sale muy rentable. Por ello, si realmente necesitas proteger tu casa de vacaciones u otros inmuebles de los intrusos, la tecnología y servicios que ofrece Movistar con Prosegur es una opción muy a tener en cuenta ,ya que no tienes que adquirir nada por adelantado y ahora puedes además ponerla a prueba hasta final de año a un precio muy atractivo.

Lea también :