¿Qué puedo hacer si me engañan con una falsificación?

¿Qué es un Brand Discovery ?

No es fácil abstraerse de ser objeto de un timo, algunos marketplaces no pueden evitar que en sus plataformas se oferten por un tiempo mercancías a buen precio subidas por empresas o particulares, que después no ponen todas las garantías por delante.

La lucha contra el negocio de las falsificaciones se ha convertido en algo constante entre la mayor parte de los países avanzados y con leyes que defienden la propiedad intelectual. En los últimos tiempos, gobiernos y empresas han unido fuerzas para acabar con esta lacra, consiguiendo avances significativos. Cualquier falsificación es una forma de fraude que busca obtener el beneficio económico de la persona que lo comete a coste del esfuerzo creativo e inversor de terceros. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula el valor anual del comercio internacional de todos los productos falsificados en 200.000 millones de dólares.

Mientras en determinados productos el consumidor tiene un poco más fácil detectar si está siendo engañado, hay otros productos de consumo diario y habitual en los que a veces es más difícil conseguirlo. A veces se incurre en riesgos de difícil calibración cuando se trata de alimentos o medicamentos. No hay que pensar que porque la cantidad que nos haya sido estafada sea pequeña el tema tiene menores consecuencias para el fabricante pirateado o para el consumidor.

Un buen ejemplo de este tema es el negocio de las falsificaciones de consumibles de impresión. Que un cartucho sea falso implica que alguien ha rellenado un cartucho con la intención de comercializarlo haciéndolo pasar por un producto original. Se engaña no sólo con el cartucho, sino con los embalajes, las etiquetas, etc. El consumidor paga el producto al precio original, pero éste no cumple en ocasiones con los estándares mínimos de calidad.

HP Inc, empresa líder en la lucha contra el fraude en el sector de los consumibles de impresión, ayuda a sus compradores no sólo a identificar qué productos pueden estar falsificados, sino también a canalizar sus denuncias una vez lo han detectado. Un buen ejemplo de este interés prioritario de la empresa en la lucha contra el fraude está en los consejos que la marca ofrece a sus compradores para que sean capaces de detectar de una manera sencilla si un cartucho de impresión es una falsificación o por el contrario es un cartucho Original HP.

Un cartucho falso se vende como original, se disfraza todo su envoltorio y etiquetado para que parezca un original. Además de proporcionar herramientas que nos permite identificar correctamente los cartuchos genuinos frente a los falsificados, HP también investiga supuestas actividades de falsificación y colabora con las fuerzas de la ley y agentes de aduanas. En los últimos cuatro años, el programa ha supervisado diferentes acciones en Europa, Oriente Medio y África, de las que se han derivado alrededor de mil expedientes y la mitad de redadas, con alrededor de 9 millones de falsificaciones terminadas y de componentes destinados a una reutilización ilegal incautados.

 

check-labelEl programa antifalsificaciones ACF (“anticounterfeit”) de HP se ha creado específicamente por la marca para fomentar la concienciación de clientes acerca de cuándo comenzar a sospechar y de cómo informar. Personal especializado de la empresa examina todas las pistas con el fin de identificar a los distribuidores y fabricantes de falsificaciones, y se apoyan en la aplicación de la ley de las autoridades locales. Además, el programa garantiza que en el canal de distribución y venta de HP no se incluyen falsificaciones, realizando inspecciones aleatorias (más de 3.000 en los últimos cuatro años).

Cuando un particular tiene la sospecha de que ha sido estafado por una falsificación de cartuchos HP, puede realizar su denuncia directamente a través de un sencillo cuestionario disponible en la página web de HP, quienes mantendrán la confidencialidad de la información y la canalizarán de la manera más adecuada. El cuestionario permite no sólo informar detalladamente acerca de las dudas respecto a la originalidad del producto, sino adjuntar imágenes que permitan verificar las sospechas y poner en marcha el procedimiento antifraude, alertando a las autoridades si fuese necesario acerca de los canales a través de los cuales se ha procedido a la venta de los artículos de HP fraudulentos.

¿Por qué me debe importar a mí?

Partiendo de la buena fe de comprar “chollos” en la Red o en un puesto ambulante, hay que saber que estamos asumiendo un riesgo impredecible por una compra arriesgada. Aunque los cartuchos de impresión falsificados pueden tener el mismo aspecto que los originales de HP y funcionar en nuestra impresora HP, no ofrecen la misma alta calidad de impresión, la misma fiabilidad probada ni el mismo rendimiento constante que pueda esperarse de los productos HP, porque no se usan las mismas especificaciones, ni se emplean los mismos procesos, ni se elaboran de manera supervisada.

Una calidad de impresión baja o irregular es uno de los principales indicadores de que se trata de productos no originales. Pero hay más. Entre los posibles riesgos de usar cartuchos de impresión falsificados se incluyen:

  • impresiones de baja calidad
  • rendimiento de páginas reducido
  • cartuchos de impresión que fallan prematuramente o que dejan de funcionar
  • daños en la impresora que pueden requerir reparación
  • interrupción de la infraestructura de impresión y del flujo de trabajo
  • bloqueo de las partes mecánicas y atascos por fuga de tinta
  • invalidación de las garantías del hardware

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor