Cámaras de vigilancia y coches conectados, dos pilares para el mercado IoT 5G

5GMovilidad

Las cámaras para exteriores impulsarán el mercado durante los primeros años y después serán sustituidas por los automóviles.

El 5G llegará, o está llegando, para cambiar las cosas en el mercado de la conectividad. E impulsará el fenómeno de internet de las cosas (IoT).

Empezará por las cámaras de vigilancia para exteriores que, de acuerdo con los cálculos que ha hecho la consultora Gartner, despuntarán como las principales soluciones de IoT 5G durante un periodo de tres años. Se espera que en 2020 represente un 70 % de la base instalada en este mercado.

Los puntos finales instalados para dichas cámaras de vigilancia serán de 2,5 millones en 2020, subirán hasta 6,2 millones de unidades en 2021 y, luego, a 11,2 millones de unidades. Esta última cifra corresponde al año 2022.

Pero su representación acabará contrayéndose al 32 % en 2023, cuando deberían verse superadas por los automóviles conectados. La industria de automoción representará entonces el 53 % de la oportunidad global para el IoT 5G. Sobre todo, se pondrán en valor los módulos embebidos de los coches conectados, con una base instalada prevista para 2023 de 19,1 millones de unidades. En total, entre estas y otras soluciones, el sector de la automoción alcanzará los 25,9 millones.

Se espera que la proporción de coches 5G conectados activamente a un servicio 5G se sitúe en el 74 % dentro de cuatro años. Y que crezca hasta el 94 % para 2028 de la mano de las comunicaciones V2X.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor