Cinco motivos por los que el escritorio del usuario final será diferente dentro de cinco años

CloudSoftware

Los administradores TI tendrán nuevos retos significativos en sus manos a medida que las capacidades del cliente – y los factores de forma de las máquinas- evolucionen.

Sabiamente implantado, no habría nada que administrar, no habría que cambiar elementos, no habría sistemas operativos, tampoco controladores que instalar. Todo se haría en el centro de datos. Por tanto, lo que conseguimos es eliminar todas esas máquinas con procesadores diferentes, memorias, chipsets, etc. Es decir, la infraestructura sería mucho más homogénea, uniforme.

Será móvil
Mayo de 2005 marcó el primer mes en que los portátiles superaron en ventas a los ordenadores de sobremesa durante todo un mes. Antes de 2011, predice IDC, los portátiles representarán el 66 por ciento de las compras corporativas, con un 71 por ciento de los consumidores que optarán por uno de ellos.

Esta tendencia continuará a medida que más y más empleados trabajen de manera remota y se incremente el número de puntos de acceso inalámbricos. También se impulsará gracias a la mejora del rendimiento y autonomía de las baterías de los ordenadores portátiles.

Pero los conceptos de “corporativo” y de “móvil” no estarán necesariamente ligados al de “portátil” en cinco años vista. Es más, miles de usuarios ya están “enganchados” a sus BlackBerrys y Treos. Hoy en día estos dispositivos no pueden ofrecer la funcionalidad completa de un sistema de escritorio tradicional, pero lo cierto es que cada vez se acercan más.

Un dispositivo que ofrece similitudes razonables a un escritorio es, irónicamente, el iPhone. Apple puede no haber tenido en mente este popular dispositivo para la empresa, pero los usuarios corporativos han abrazado el dispositivo, aguardando con ansiedad el esperado iPhone 2.0, ya disponible en nuestro país y que incluye más características orientadas a la empresa.

En cinco años los usuarios podrán estar utilizando los denominados MIDs (Dispositivo de Internet móvil) movidos por procesadores como el Atom de Intel. Desvelados en abril los chips Atom de bajo coste y eficientes desde el punto de vista energético posibilitarán descargas rápidas de páginas web e incluirán soporte para tecnologías web como Flash y JavaScript, según Intel. Los sistemas basados en Atom son capaces de correr Windows XP o Linux. Los que ya se encuentran en plena explosión de ventas son los Netbooks, y ya no se puede contar con los dedos de la mano la cantidad fabricantes que ya dispone de alguno de ellos en sus colecciones.

El proyecto XO también influenciará el escritorio móvil del futuro cercano. El portátil XO se diseñó como un sistema de bajo coste que podía ser distribuido entre los niños en naciones en vías de desarrollo pero ha puesto el listón alto en su seguridad, conexión inalámbrica y capacidades de ahorro de energía. Sus usuarios finales puede que no usen un XO en los próximos cinco años, pero hay muchas posibilidades de que usen un dispositivo móvil influenciado por el XO, como los anteriormente comentados Netbooks. En mayo, Un Portátil por Niño presentó el XO 2.0, que se diseñó más como un lector de e-books que como un portátil tradicional.

Lea también :
Autor: