Cloud Run, la nueva oferta de computación sin servidores de Google

Cloud

Disponible como beta, permite ejecutar contenedores HTTP-driven sin preocuparse por la infraestructura.

Google se ha propuesto juntar la facilidad de trabajar sin servidores con la portabilidad de hacerlo con contenedores, y ha anunciado Cloud Run.

Cloud Run, que de momento se encuentra en fase beta, es una oferta de computación que funciona completamente sin servidores y admite la ejecución de contenedores HTTP-driven encargándose de la gestión de la infraestructura. Esto es, del aprovisionamiento, la configuración, el escalado y la gestión de servidores.

Así lo ha explicado Eyal Manor, vicepresidente de Ingeniería de la compañía californiana.

Una de sus características es que “aumenta o disminuye automáticamente en cuestión de segundos, incluso se reduce a cero en función del tráfico, lo que garantiza que sólo se pague por los recursos que se utilizan”, destaca Manor.

Se basa en Knative y, además, está disponible en GKE. Para reforzar su propuesta, Google ha establecido acuerdos con compañías como Datadog, NodeSource, GitLab y StackBlitz.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor