¿Cómo arreglarlo si has desatendido la privacidad online durante tus vacaciones?

Seguridad

Eliminar aplicaciones que no se usan o modificar las contraseñas son dos prácticas que pueden evitar problemas.

“Es muy común que los usuarios se hayan relajado demasiado a la hora de navegar por internet” durante las vacaciones de verano, que ahora llega a su fin.

Quien así lo advierte es la compañía PrivacyCloud. ¿Cómo? “Registrándose en diferentes sitios de descuentos, realizando compras online o descargando aplicaciones de viajes, exponiendo sus datos sin tener en cuenta las consecuencias. Además, muchas compañías cuentan con políticas BYOD (bring your own device)”, explican desde esta empresa, “por las que el trabajador utiliza su propio dispositivo tanto para la vida personal como para la profesional, ampliando el riesgo para su privacidad y la de los datos de su empresa”.

Y, ahora que ya ha ocurrido, ¿cómo ponerle solución? También desde PrivacyCloud han publicado un listado con cinco recomendaciones que empleados y empresas deberían aplicar.

Una de esas recomendaciones es “revisar el acceso de las aplicaciones”. Es decir, revisar qué permisos se han autorizado en el momento de descargar aplicaciones de las tiendas y comprobar que no hay ninguna condición que pueda perjudicar la privacidad o que difiera respecto a lo que se aceptó.

En segundo lugar, es aconsejable “eliminar las aplicaciones descargadas que ya no se utilicen”, como los juegos o los programas orientados a ocio y viajes. Así se elimina un riesgo innecesario si tienen permisos demasiado intrusivos o si no se aplican las actualizaciones de seguridad.

También habría que “solicitar la baja en las bases de datos de empresas” vinculadas a registros en páginas web y el envío de información comercial vía email.

No estará de más “cambiar las contraseñas” de acceso a servicios de internet, sobre todo si durante el verano se han utilizado redes inalámbricas gratuitas para navegar sin consumir datos. Y, ya que se van a modificar contraseñas, lo mejor es hacerlo eligiendo combinaciones fuertes y únicas, sin reutilizar credenciales de un servicio a otro.

Por último, puede ser útil “utilizar gestores de datos personales y scanner de aplicaciones” para ver si el software instalado respeta la privacidad o si, por lo contrario, se está compartiendo información con terceros.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor