¿Cómo evolucionará la inteligencia artificial en 2022?

Business IntelligenceDatos y AlmacenamientoEmpresasGestión EmpresarialInnovaciónRegulaciónTrabajo

La inteligencia artificial irá ganando peso en la gestión de empleados o la administración de finanzas. Además, veremos el auge del procesamiento del lenguaje natural y el aumento de la regulación para garantizar un uso más seguro de esta tecnología.

La inteligencia artificial ya está mostrando el enorme potencial que tiene, pero todavía tiene muchísimo recorrido y margen de crecimiento.

Por ejemplo, alimentada por la ingente cantidad de información que podemos recopilar o que ya está disponible en las bases de datos de las empresas o en portales de datos abiertos, la inteligencia artificial es una auténtica palanca de transformación.

“Con la implementación de soluciones digitales, muchas compañías han acumulado enormes cantidades de datos de clientes y empleados, que actúan como una poderosa fuente de información, y permiten impulsar la productividad y las experiencias conectadas. Por este motivo, se espera que durante el próximo año las empresas inviertan en software inteligente, que les permita detectar patrones en sus datos y obtener información para optimizar las cargas de trabajo”, afirma Sage.

Además, la compañía cree que la aplicación de esta tecnología en el ámbito de los recursos humanos va a crecer significativamente en 2022. “La inteligencia artificial permite rastrear los datos existentes sobre las tareas del personal, las hojas de asistencia y las cargas de trabajo, para predecir la cantidad de tiempo que se necesitará para completar una tarea. De este modo, los responsables de las empresas podrán gestionar la carga de trabajo a distancia y asignar a los distintos empleados las tareas más adecuadas para ellos”, detalla.

Asimismo, prevé una mayor penetración de la inteligencia artificial en los softwares de finanzas y contabilidad. “Permite detectar patrones en el flujo de caja, identificando anomalías y ayudando a las empresas a tomar importantes decisiones estratégicas de forma rápida y eficiente”, especifica.

También augura la eclosión del procesamiento del lenguaje natural (PLN) en el ámbito laboral, más allá de las aplicaciones que ya tiene en los asistentes virtuales de uso doméstico. “Las nuevas soluciones de PLN integradas en el software colaborativo serán capaces de detectar peticiones cuando se emitan en voz alta en una videollamada, por ejemplo. Entenderán lo que se le dice y buscarán el recurso necesario en cuestión de segundos. Y no sólo existirá en los ordenadores; los smartphones también albergarán estas herramientas que, una vez conectadas a las soluciones centrales de gestión empresarial, podrán facilitar información actualizada sobre próximas facturas, saldo o la previsión del negocio”, afirma Sage.

Por otro lado, advierte que el aumento de las capacidades y aplicaciones de la inteligencia artificial pone de manifiesto la necesidad de regular su uso seguro. “Durante 2022 surgirán nuevas regulaciones para la inteligencia artificial, a las que las empresas deberán ajustarse rápida y diligentemente. En España, el Gobierno está avanzando en esta materia a través de diferentes iniciativas, como el desarrollo de la Estrategia Nacional para la Inteligencia Artificial, la creación de la cátedra de Inteligencia Artificial y Democracia, o la constitución del Consejo Asesor de Inteligencia Artificial. Además, el Gobierno ha propuesto a España para una prueba piloto de la Unión Europea para la regulación en este ámbito. A nivel mundial, la UNESCO ya trabaja para la creación de una normativa común, y ha creado recomendaciones sobre la ética de la inteligencia artificial”, señala la compañía, recogiendo la información que publicábamos hace un par de semanas.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor