Cómo ser más ecológico

CloudGreen-ITInnovaciónProveedor de ServiciosProyectos

Muchas organizaciones TI no consiguen asumir la responsabilidad que les corresponde sobre el destino último de sus ordenadores usados.

Más aún, una gran cantidad de esta llamada basura electrónica termina en manos de subempleados chinos o empleados de prisiones de Estados Unidos que se dedican a separar las máquinas en piezas y a recuperar los metales y materiales de valor. Las dos prácticas se consideran inaceptables según los criterios de sostenibilidad de la Electronics Takeback Coalition.

Por desgracia, muchas organizaciones TI de hoy en día no quieren reconocer su parte de responsabilidad en este problema. Además, Daoud cree que una de las prácticas más utilizadas por las empresas que quieren deshacerse de su basura es la donación a ONGs. Sin duda, una forma más de lavarse las manos y desentenderse del problema.

“Esta parte del ciclo de vida de los productos no es tan ecológica”, explicó Daoud a los asistentes a la conferencia Directions 08 organizada por IDC en California. “Las empresas tecnológicas necesitan comprender mejor dónde van los ordenadores que retiran de sus oficinas”.

En vez de tirar los PCs o donarlos, algunas compañías, asegura Daoud, han elegido retirarlos antes y venderlos a otras empresas que pueden así seguir utilizándolos. Pero todas las compañías deberían tener en cuenta cuál es la política de retirada de productos que tienen los fabricantes.

“Si compras el producto adecuado desde el principio, después te costará menos reciclarlo”, puntualiza Daoud. Deshacerse del problema donando los PCs no es una solución responsable, advierte Daoud. “Las compañías han eludido su responsabilidad medioambiental donando los equipos usados. En muchos casos, lo que se hace es transferir el problema a una organización sin ánimo de lucro. Está bien si ellas hacen el seguimiento de cuál es el destino de estos PCs, pero lo cierto es que muy pocas lo hacen”.

Lea también :
Autor: