Cómo ser más ecológico

CloudGreen-ITInnovaciónProveedor de ServiciosProyectos

Muchas organizaciones TI no consiguen asumir la responsabilidad que les corresponde sobre el destino último de sus ordenadores usados.

Daoud cree que en las decisiones de compra de PCs de las empresas, que por ahora se basan en la potencia y en la eficiencia energética, pesará dentro de poco el tratamiento del fin de su ciclo de vida. Entre las razones que impulsarán este cambio está la presión normativa cada vez mayor que están ejerciendo no sólo la Unión Europea, sino también Estados Unidos. “La Unión Europea ha sido el legislador más proactivo en este aspecto –señala-, pero en Estados Unidos existen ya 25 estados en los que se aplican leyes sobre el tratamiento de la basura electrónica”.

Como era de esperar, estas leyes no hacen muy felices a los fabricantes de PCs. “La mayoría de los vendedores de PCs no ve con buenos ojos este marco legislativo, y en Estados Unidos muchos preferirían que hubiese un mandato federal”, añade Daoud. Al final, las empresas verán incrementados sus costes de negocio.
Nada de esto es nuevo para los fabricantes de PC, quienes en los últimos años, después de verse presionados por los grupos de consumidores y ecologistas, han decidido lanzar sus propios programas de recogida de PCs. “La mayoría de los fabricantes tiene algún tipo de programa de recogida de PCs”, reconoce Kyle, de ETC.

En el caso de Dell, ha prometido recoger todos los viejos PCs que lleven su logo. Los usuarios que compren un nuevo PC pueden elegir la opción “reciclaje gratuito” para el viejo. HP se hará cargo de las viejas máquinas por un módico precio que incluye el envío. Lenovo también cobra a los usuarios una tarifa por recoger sus viejos PCs.

Apple se responsabilizará de sus viejos equipos siempre y cuando les compres directamente uno nuevo y no a través de un minorista. Treinta días después de comprar una nueva máquina, los usuarios pueden enviar sus equipos viejos a la unidad de reciclaje de Apple con un cupón de envío gratuito que recibirán por correo. Sony recoge también sus máquinas. Toshiba cobra el coste del envío pero también se hace cargo de los viejos PCs que tengan su logo impreso.

IBM cuenta con un programa de recompra para los ordenadores que aún puedan ser utilizados. Los vendedores que tengan de uno a doscientos cincuenta productos pueden recibir el presupuesto a través de Internet. Para cantidades mayores, IBM ofrece otras opciones de reciclaje.

Lea también :
Autor: