El déficit de competencias TI, un gran obstáculo para el sector ‘retail’

Empresas

Prácticamente la mitad de los ‘retailers’ adolece de una falta general de competencias de tipo digital, según Claranet.

Un estudio realizado por Vanson Bourne a instancias de Claranet entre minoristas europeos revela la falta de competencias TI y advierte sobre la necesidad de que el sector retail mejore la formación de sus equipos e incluso externalice ciertas áreas.

Más de un tercio (36 %) de los participantes de la encuesta apunta al impulso de la agilidad del negocio como objetivo clave para el departamento de TI. Y cerca de un tercio (30 %) dice que la prioridad es asistir a la empresa en la generación de ingresos.

“Los minoristas que están ganando en sus mercados hoy en día son aquellos que aprovechan el poder de las nuevas tecnologías para alcanzar ventajas competitivas. Pero, aunque es alentador que los departamentos de TI reconozcan su liderazgo en los cambios de negocio”, apunta sobre estos números Michel Robert, CEO de Claranet UK, “está claro que tienen dificultades para seguir el ritmo que reclama el sector”.

La falta de competencias los limita, por encima de la falta de apoyo ejecutivo y de las limitaciones a nivel presupuestario. Una cuarta parte de las empresas dice que esa falta de competencias es el mayor reto al que enfrentan sus departamentos de TI. Y un 30 % también identifica este problema como su principal barrera para aplicar cambios tecnológicos en el conjunto de la compañía.

Es más, prácticamente 1 de cada 2 (el 48 %) reconoce que existe un déficit general de competencias digitales en toda la organización.

“Las competencias y la dotación de personal son esenciales si el departamento de TI quiere dejar su imagen de centro de costes y llevar el negocio hacia adelante”, advierte Michel Robert.

En su opinión, “en esta industria tan acelerada, tiene todo el sentido que los minoristas externalicen todo lo que puedan para que su plantilla pueda centrar el 100 % de sus esfuerzos en objetivos de negocio vitales”. Por ejemplo, la infraestructura. “Externalizando la gestión de la infraestructura a proveedores de confianza”, explica, “los retailers pueden dedicar menos tiempo a mantener las luces encendidas y más a cultivar las habilidades digitales que necesitan para mejorar el rendimiento de sus aplicaciones e impulsar la innovación”.

Esto quiere decir que el sector retail debería preocuparse por optimizar la preparación de su plantilla TI en aquellas áreas que aporten más valor.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor