Consolidación y menores pérdidas marcan la ciberseguridad según Cisco

Seguridad

Consolidación de proveedores y protección de las infraestructuras y servicios Cloud marcan el sector de la ciberseguridad, de acuerdo con un informe de la compañía Cisco.

A más voces, más difícil la conversación. Esta máxima que prácticamente es aplicable en cualquier contexto también comienza a ser una realidad en el mercado de la ciberseguridad, según Cisco y las principales conclusiones de su estudio anual Cisco CISO Benchmark Study 2019, presentado hoy por la compañía.

Un informe que apunta, como principales conclusiones para el sector de la ciberseguridad la consolidación de actores, la creciente importancia de la seguridad Cloud o las menores pérdidas por incidentes de ciberseguridad en la cara A de la moneda.

En la cara B, la complejidad, la falta de actuación, la necesidad de concienciación sobre todo a los empleados o la escasez de perfiles expertos en ciberseguridad, marcan un año más este mercado.

Como ha explicado Eutimio Fernández, director de Ciberseguridad de Cisco España, es evidente que “las organizaciones están mejorando a la hora de construir defensas, detectar amenazas y evitar brechas pero seguimos sin llegar… Las amenazas también son cada vez más complejas y el 65% de los CISOs sigue declarando que tiene grandes dificultades para determinar el alcance de un ataque, contenerlo y remediarlo”.

Consolidación de proveedores

Mucho trabajo por hacer en un informe que señala cómo una de las principales dificultades de los responsables de seguridad en su día a día sigue siendo la  de gestionar las alertas de seguridad procedentes de múltiples proveedores, concretamente lo señala el 79% de los CISOs, frente al 74% del estudio de 2018.

Por ello, la consolidación es una de las principales tendencias y así las organizaciones están consolidando su entorno. En el estudio de 2018, el 54% tenían soluciones de 10 o menos proveedores en su entorno; en 2019 esta cifra ha aumentado al 63%. El estudio de Cisco muestra que los CISOs con menos soluciones puntuales pueden gestionar mejor las alertas mediante una aproximación de arquitectura integrada.

Esta consolidación de proveedores podría incluso reducir el número de ‘vendors’ en nuestro país a apenas cuatro o cinco nombres, según Eutimio Fernández.

La seguridad cloud es otra de las grandes tendencias del mercado. De acuerdo con el informe de la compañía los CISOs confían más en el uso del Cloud como defensa y para proteger la propia infraestructura Cloud. Concretamente, el 93% se apoya en la nube para mejorar la eficiencia de la seguridad. Igualmente, la percepción de dificultad a la hora de proteger la infraestructura Cloud ha descendido: del 55% en 2018 al 52% en 2019.

Otra de las conclusiones del informe es el cada vez menor coste de las brechas de seguridad. Para más de la mitad de los consultados (51%) el coste es inferior a los 500.000 dólares, frente al 47% en 2018. Una cifra que desciende pero que “sigue siendo demasiado elevada”, en opinión del director de Ciberseguridad de Cisco España.

Y lo más preocupante es cómo estos ataques están afectando a las compañías con efectos muy negativos especialmente en la reputación de la marca y en la retención de clientes. De acuerdo con Cisco, la mayor brecha sufrida el pasado año afectó a las  operaciones de la compañía en un 36%; a la retención de clientes en un 33% (cifra que sube 7 puntos respecto a 2018) y a la reputación corporativa (un 32% frente al 27% de 2018).

“Cada vez, el usuario está más preocupado por la seguridad de sus datos, por qué datos tienen las empresas sobre él y cómo y para qué se utilizan o gestionan. Esto explica por qué una brecha de seguridad es cada vez más nociva para esa imagen de marca y puede provocar la pérdida de clientes”, explica Eutimio Fernández.

 

 

 

Lea también :