De cómo Google aplica inteligencia artificial para enfriar sus servidores

CloudInnovaciónServidores

Su sistema de recomendaciones para mejorar la eficiencia energética en centros de datos pasa a un nuevo nivel.

Google ha decidido aplicar cambios a la forma en la que controla la eficiencia energética de sus centros de datos.

Hace un par de años se implicó en el desarrollo de un sistema de recomendaciones con este propósito. Un sistema que era alimentado por inteligencia artificial (IA). Y ahora ha decidido dar un paso más porque esas recomendaciones ya no son implementadas por personas, sino por el sistema en cuestión. Es la tecnología la que controla las tareas de enfriamiento.

Según explica Google, es capaz de predecir los efectos de diferentes combinaciones sobre el consumo energético. Tendría en cuenta la incertidumbre para descartar acciones de poca confianza y realiza verificaciones respecto a una lista de restricciones de seguridad.

“Este sistema de control basado en la nube, el primero en su clase, ofrece ahora de forma segura ahorros de energía en múltiples centros de datos de Google”, comentan sus responsables en el blog oficial de la compañía californiana, que puso este sistema en marcha hace unos meses y que dice estar consiguiendo ahorros de energía del 30 % de media.

Una de sus ventajas sería que va mejorando con el paso del tiempo. También que puede idear nuevas formas de gestionar el enfriamiento.

Cabe señalar que, a pesar de que el sistema implementa acciones directamente, existe supervisión por parte de los operadores.

Google espera poder aplicar su tecnología a otros entornos y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor