Decálogo para usar videollamadas durante el confinamiento sin comprometer la seguridad

ColaboraciónSeguridadSoftware

Obtener las aplicaciones de tiendas oficiales, usar contraseñas únicas, no intercambiar información personal o conectarse desde una red privada son algunas de las recomendaciones de Entelgy.

El uso de internet, y en especial el uso de herramientas de vídeo, se ha incrementado durante las últimas semanas alrededor del mundo debido al confinamiento de millones de personas provocado por la pandemia del coronavirus.

Las soluciones de videollamada, por ejemplo, permiten a los trabajadores seguir desempeñando sus tareas fuera de la oficina, a los niños seguir con sus lecciones y a familiares y amigos en general a mantener el contacto aunque no puedan reunirse físicamente.

Aplicaciones como Skype, Meet, Team, Zoom y Houseparty o las propias funciones de vídeo de las redes sociales y las soluciones de mensajería instantánea como Facebook, Instagram o WhatsApp lo hacen posible.

Pero con las nuevas formas de comunicarse también llegan algunos riesgos. La existencia de vulnerabilidades que conllevan la filtración de datos, las campañas de phishing o la propia configuración de las herramientas de vídeo pueden jugar a los usuarios una mala pasada. Para evitar problemas y que el uso de las videollamadas sea seguro, Entelgy Innotec Security, división de ciberseguridad de Entelgy, ha lanzado una lista con diez consejos prácticos.

El primero es descargar las aplicaciones de videollamada solo de tiendas oficiales o de la página web de la empresa que las desarrolla. Y, a continuación, durante la descarga, revisar los permisos solicitados antes de aceptar el contrato. Una vez instalada la aplicación, también conviene repasar las opciones de configuración para reforzar la privacidad. Eso por no hablar de lo importante que es elegir una contraseña fuerte y única, no compartida con otros servicios, a la hora de registrar la nueva cuenta.

En cuarto lugar, conviene anular la posibilidad de usar los enlaces de acceso a la videollamada una vez que todos los participantes estén ya presentes. A esto hay que añadir la recomendación de no compartir ese enlace públicamente. Si la aplicación lo permite, lo mejor es requerir una contraseña para acceder a estos enlaces y entrar en la sala de reunión virtual. Y, si tú eres un invitado más, fíjate primero en la identidad de quien la ha iniciado para decidir si entras o no. En cualquier caso, Entelgy opina que nunca hay que intercambiar datos como información personal, bancaria y credenciales, aunque se esté hablando con personas de confianza, porque pueden quedar registrados en la aplicación y caer en manos de terceros si se produce un ataque de ciberdelincuencia.

Tres consejos adicionales son: actualizar siempre a la última versión disponible, utilizar un antivirus y conectarse a internet desde a una red doméstica propia o con los datos del móvil en vez de engancharse a una red pública.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor