“DevOps serán los nuevos superhéroes de las empresas que quieran dominar el panorama digital”

Datos y AlmacenamientoDevOpsEmpresasProyectos

Commvault ha lanzado una lista con nueve predicciones sobre acontecimientos tecnológicos para 2021.

Aunque se espera que 2021 sea un año más calmado a nivel sanitario y económico que 2020, tras el inicio de las vacunaciones masivas de la población para luchar contra la pandemia de coronavirus, hay cosas que ya no volverán a ser como lo eran antes. Por ejemplo, la apuesta de las empresas por la transformación digital no tiene marcha atrás, ya que es su aliada para la supervivencia.

Commvault ha lanzado una lista con nueve predicciones sobre tendencias que, en su opinión, se cumplirán a lo largo de los próximos meses.

Para empezar, esta compañía cree que “las empresas rediseñarán sus aplicaciones para la nube”. Esto está directamente relacionado con la digitalización de los puestos de trabajo y las relaciones con colegas y clientes. Entre las prioridades para 2021 se encuentra el traslado de cargas de trabajo a formatos de nube nativos, para ganar en flexibilidad y escalabilidad.

Esa “necesidad de las empresas de aplicaciones nativas de la nube impulsará el crecimiento del mercado de contenedores”. Esto, a su vez, facilitará el movimiento de las propias aplicaciones entre diferentes tipos de nube.

Un reto será mantener los datos controlados. “Las compañías se enfrentarán a un nuevo problema: la dispersión de los datos debido al teletrabajo”, lo que obligará a mayor inversión en tecnología, capacitación y gestión del cambio para que las plantillas distribuidas adopten una verdadera cultura de nube.

Y habrá que “sacar a la luz los datos oscuros” que se han ido acumulando durante años. Esto es, “datos respaldados o archivados con fines de retención o cumplimiento normativo que de otra manera permanecen en silencio, sin ser utilizados, y a veces completamente olvidados”. Las organizaciones están obligadas a potenciar la visibilidad y obtener conocimientos a partir de sus datos, ya sea para crear mejores servicios o para optimizar el almacenamiento.

Seguridad, gobierno y analítica de datos en la nube” es otra máxima que habrá que seguir, según Commvault. El cambio a la nube está claro, pero debe hacerse con las medidas de protección y de gestión necesarias. A partir de ahora, cuando la urgencia de la primera ola de la pandemia ya ha pasado, deberían implementarse más soluciones de analítica para auditar datos, cumplir con la normativa, mantener el malware a raya y recuperar información en caso de desastre.

Las organizaciones se darán cuenta de que necesitan un plan de continuidad de negocio” para no quedarse paralizadas en caso de ciberataque, de fallo de hardware o de desastre natural.

Los responsables de desarrollar las aplicaciones, interfaces y otros servicios digitales tendrán mucho que decir, se convertirán en un elemento clave en las empresas. “DevOps serán los nuevos superhéroes de las empresas que quieran dominar el panorama digital”, sentencia Commvault. Y los SRE (Site Reliability Engineer) que se encargan de la calidad del servicio también ganarán galones.

Otra tendencia es “un mundo SaaS, y ya vivimos en él”. En 2021 se seguirá apostando por el Software como Servicio. También se espera mayor adopción de BaaS o Backup como Servicio y alguna otra solución inteligente para la gestión de datos.

Por último, “las tecnologías Deep Fake harán que crezca el mercado de verificación de la integridad de los datos”. Y es que las compañías que quieran tomar decisiones fundamentadas en datos deberán asegurarse de que sus imágenes, vídeos y demás fuentes son fiables y no han sufrido manipulación con fines espurios a través de inteligencia artificial. “Para reducir el riesgo, se espera que las empresas comiencen a demandar soluciones que verifiquen la integridad de los datos, de forma que puedan detectar qué datos han sido alterados”, resuelve Commvault.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor