El algoritmo de Shakers consigue que freelances y empresas hagan “match”

Gracias a la inteligencia artificial (IA) y el machine learning (aprendizaje automático) la plataforma Shakers ha desarrollado un algoritmo capaz de poner en contacto a profesionales freelance con proyectos en grandes empresas, emparejando los intereses y capacidades blandas de los primeros con los perfiles que desean cubrir las segundas.

Se tata de un “emparejamiento dinámico” que de manera automatizada e inteligente propone qué perfiles profesionales son los idóneos para cada puesto de trabajo demandado. Para ello el algoritmo de Shakers tiene en cuenta distintas variables analizando tanto las aptitudes como las actitudes de los candidatos.

Con esto Shakers se convierte en pionera al aplicar esta tecnología en el ámbito de los recursos humanos, empleando modelos de PLN (procesamiento de lenguaje natural) con aprendizaje automático que son capaces de resolver el problema de la valorización del talento y su convergencia con las necesidades de proyectos o empresas concretas. Además es capaz de conseguirlo en tiempo real y partiendo de fuentes de datos heterogéneos y no estructurados.

Objetivos técnicos del algoritmo de Shakers

Este emparejamiento dinámico se consigue mediante estos objetivos técnicos específicos:

  • Una capa de PLN para captar datos de empresas y usuarios que favorezca emparejamientos más precisos.
  • Un algoritmo de aprendizaje automático supervisado capaz de obtener una métrica de compatibilidad entre el perfil social, emocional y profesional del candidato con el proyecto, añadiendo una capa de aprendizaje automático no supervisado que rastrea un patrón de habilidades comunes en los perfiles de los empleados a partir de LinkedIn.
  • Aplicación y desarrollo de otra capa de aprendizaje profundo a partir de los datos acumulados de otros emparejamientos realizados previamente, comparándolos con otros perfiles de empresas y freelance que ya hayan ejecutado proyectos.
  • Desarrollo de una capa final de análisis de voz que identifica y categoriza las capacidades comunicativas del usuario, detectando patrones de comportamiento tales como sinceridad, estado de ánimo, seguridad o autonomía, a partir de los cuales se puede confeccionar el perfil de un talento.
Antonio Rentero

Recent Posts

El empleado, eslabón más débil en el modelo de trabajo híbrido

La mayoría de los españoles utilizan dispositivos personales para intercambiar información y documentos de trabajo.…

4 horas ago

La importancia del 5G en la cadena logística

La posibilidad que ofrece el 5G de contar con flujos de datos más amplios en…

18 horas ago

Globant potenciará la plataforma digital de LaLiga

El acuerdo promoverá una expansión de los productos y servicios de LaLiga Tech a través…

19 horas ago

Hasta el 60 % de las reservas de viajes ya se hacen online

Las distintas plataformas y metabuscadores facilitan la gestión y reserva de viajes pero también hay…

19 horas ago

4 recomendaciones para garantizar la seguridad física del centro de datos

Vigilar el acceso de las personas y utilizar sensores de temperatura y humedad son algunas…

1 día ago

Los operadores se unen para implementar tecnología de seguridad cuántica

Nace la iniciativa GSMA Post-Quantum Telco Network Taskforce para llevar a la industria de las…

1 día ago