EllaLink: “el nuevo cable submarino entre Europa y América Latina reducirá la latencia actual en un 50%, por debajo de los 60 milisegundos”

AppsCloudDatacenterMovilidadRedes

El cable submarino de EllaLink llega a buen puerto en Portugal y Diego Matas, director de Operaciones de EllaLink en España, analiza para Silicon esta nueva super conexión intercontinental.

Europa y América Latina, más cerca que nunca. Eso es lo que permite el cable submarino de EllaLink que hoy ha anclado en la localidad portuguesa de Sines y que abre un nuevo “corredor” para la transmisión de datos entre los dos continentes, proporcionando nuevas oportunidades al mercado europeo.

La primera ruta directa más corta entre Europa y América Latina, evitando el paso por terceros países debería estar en pleno funcionamiento en el segundo trimestre de 2021.

Una vía sin precedentes que da respuesta a las cada vez mayores necesidades de conectividad que requiere, cada vez más, la sociedad digital en la que vivimos.

Datos, voz, Internet, aplicaciones… Todo ello de forma directa, entre Europa y América Latina y una latencia menor en un 50% en comparación con la infraestructura actual, alcanzando un valor real de menos de 60 ms entre Portugal y Brasil.

Analizamos en exclusiva con Diego Matas, director de Operaciones de EllaLink en España las magnitudes de esta operación, las nuevas vías de negocio que ofrece a las empresas y usuarios y cómo sitúa a España más cerca de convertirse en un centro neurálgico de la transformación digital.

-¿Cómo se lleva a cabo un despliegue de tal magnitud? Kilómetros de cable, capacidad de transmisión, inversión económica… ¿Cuáles son los detalles de esta operación?

Lo cierto es que esta red no tiene precedentes y, sobre todo, era muy necesaria. Viene a cubrir un hueco que existía y que era necesario subsanar. No era lógico que para la comunicación de datos entre Sudamérica y Europa, tuviera que pasarse sí o sí por Estados Unidos cuando, y esto es muy llamativo, por ejemplo, Sines (Portugal) está unos 60 kilómetros más cerca de Fortaleza (al noroeste de Brasil) que Miami.

Eso es lo que hemos querido mostrar. Es la primera conexión directa entre los dos continentes y para ello hemos desplegado cerca de 6.000 kilómetros de cable y hemos realizado una inversión de 150 millones de euros.

Estamos hablando de un cable de fibra óptica de última generación con una capacidad de 72 terabites de capacidad de extremo a extremo. Es algo sin precedentes.

 

Un cambio en la entrega de servicios y aplicaciones

-¿Qué implica a nivel empresas y usuarios esta nueva vía de comunicación?

Nuestro cable submarino supone un antes y un después para muchas empresas que tienen presencia en Latam, a empresas del sector financiero, a las operadoras de telecomunicaciones…

Por ejemplo, Europa invierte muchísimo en América Latina pero, hasta ahora,  cuando una empresa europea o española adquiría allí una empresa o abría una oficina, al intentar desplegar su infraestructura TI se veía obligada a montar allí prácticamente todo desde cero, incluidos los centros de datos para tener las aplicaciones que necesitaba cerca. Esto era así porque, a causa del retardo, era imposible servir a sus filiales directamente desde Europa.

Por eso digo que esta conexión era necesaria, con ella EllaLink cambia el modelo de “delivery” de TI y permitirá que esas aplicaciones, por ejemplo, puedan “servirse” desde las empresas europeas directamente.

Imagínate también la importancia que esto puede tener para transacciones financieras, empresas de logística, etc.

Con nuestro cable submarino reducimos a la mitad el retardo y esto abre la puerta a que unas aplicaciones que o bien no funcionaban o bien tenían que estar implementadas en el país puedan ya servirse desde Europa.

Algo esencial también si pensamos todas las aplicaciones futuras que serán posibles gracias a la aplicación del 5G en todo el mundo.

Más rápido, en conectividad, es sinónimo de mejor y eso es lo que ofrecemos.

Cerca del data center

-Ustedes, dicen que sus valores fundamentales incluyen la innovación y la diferenciación y que ofrecen una alternativa al comportamiento habitual del mercado, tanto en el acercamiento al negocio, como en los productos y servicios proporcionados. ¿Cómo se traduce estos valores en la realidad? ¿Por qué son una alternativa?

Por nuestro propia estrategia de mercado. Nuestro proyecto no es solo un cable submarino, es un cable submarino más una infraestructura terrestre.

Nuestra estrategia va de pop a pop, de data center a data center, es una red de extremo a extremo… Esa es la diferencia.

Por eso son esenciales también nuestros partners, como Interxion o Equinix. El 90 por ciento del tráfico mundial son datos que van de centro de datos a centro de datos y nosotros tenemos acuerdos ya con los más importantes precisamente por eso.

Somos un operador de operadores, no vendemos al cliente final. Lo que nos diferencia es nuestra estrategia de pop a pop, vamos a estar en los propios centros de datos para acercarnos al máximo a nuestros clientes.

Nuestra estrategia es crear un ecosistema, vamos a acercarnos a los colectors networks, a los agregadores de tráfico, a los data centers…

-La red EllaLink conecta Brasil y Portugal, conectando centros de datos estratégicos en São Paulo, Río de Janeiro y Fortaleza, Lisboa, Madrid y Marsella. ¿Cómo puede contribuir también a hacer de Madrid un player de primer nivel en el tráfico de datos?

Como comentábamos, con una distancia directa de unos 6.000 km, Fortaleza está en realidad más cerca de Portugal que de Miami, y más cerca de Madrid que el local más densamente poblado de centros de datos, que se localiza en Ashburn, Virginia.

Nuestra ruta incluye también varias rutas terrestres que unen centros de datos estratégicos en Lisboa, Marsella, São Paulo, Río de Janeiro, Fortaleza y cómo no, Madrid.

Y eso contribuirá a que España, con Madrid como eje central, se sitúe en el centro del tráfico de datos poco a poco.

España tradicionalmente estaba en la esquina de la red. Francia, Alemania, Reino Unido eran las que acumulaban prácticamente todo el tráfico de datos pero esto está cambiando muchísimo ahora.

Tienes el cable submarino Marea de Telxius que sale de España, el cable de Google que viene a España… Lo que estamos viendo es un corredor de datos nuevos. Antes, para llevar el tráfico a Estados Unidos era obligatorio “subir” hasta Londres, ahora ya no.

Hay un desplazamiento de ese corredor de datos más hacia el Sur, hacia España, Portugal, etc. Se le está dando un peso a la región que antes no tenía y EllaLink va a ser un actor importante en este nuevo escenario.

Y en ese nuevo escenario, Madrid está explotando a nivel centros de datos y posicionándose como un claro hub digital en ese sentido.

Se está invirtiendo mucho en infraestructuras y por ello, aunque inicialmente será un punto de tránsito, si se hacen bien las cosas pronto será un punto crítico, donde se instalarán más centros de datos y todos los proveedores de contenido.

Lea también :