El fabricante taiwanés de semiconductores TSMC aumenta un 14 % sus ganancias ante la escasez mundial de microchips

ComponentesWorkspace

La crisis mundial de los microchips aumenta un 14 % las ganancias de TSMC, fabricante taiwanés líder del sector.

El fabricante mundial de microchips, TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company), ha informado de un 13,8 % de incremento en su beneficio neto a lo largo del tercer trimestre de 2021, alcanzando los 4.806 millones de euros. Responsable de dicho incremento es el aumento de demanda de microchips propiciado por la escasez mundial de estos componentes que viene arrastrándose desde hace más de un año.

Las ventas netas de TSMC en el tercer trimestre de 2021 alcanzado los 12.755 millones de euros, un 16,3 % más que durante el trimestre anterior. Con esto la cifra total de ventas en lo que va de año supera los 35.250 millones de euros.

Los sectores con mayor demanda de semiconductores según detalla Wendell Huang, vicepresidente y director financiero de TSMC, son el de telefonía móvil, el de ordenadores de alto rendimiento y el de dispositivos conectados (IoT, Internet de las cosas).

Previsiones para finalizar 2021

Las previsiones que mantiene la empresa fabricante taiwanesa con respecto a final del año 2021 son de una elevada demanda de sus dispositivos con tecnología de 5 nanómetros, calculando unas ventas de entre 13.300 y 13.600 millones de euros.

Teniendo en cuenta también que los clientes estarían dispuestos a pagar precios más elevados por unos componentes en los que hay falta de existencias, 3desde TSMC se asegura que podrían alcanzarse incluso márgenes de hasta el 50 % de beneficio bruto si se prolonga la escasez mundial de semiconductores, una situación que los principales fabricantes auguran que podría mantenerse a menos hasta finales del año 2022.

TSMC ha anunciado que va a proceder a la construcción de una nueva fábrica de semiconductores en Japón en la que emplearán tecnología de 22 y 28 nanómetros, no tan avanzada como la más puntera de 5 nanómetros pero adecuada para continuar satisfaciendo la demanda aún elevada para este tipo de componentes. Estas instalaciones, que contarían con un importante apoyo financiero del gobierno nipón, que invertiría algo menos de 9.000 millones de dólares, también contaría con el apoyo de Sony y Denso (fabricante de componentes para el mercado automovilístico).

Con ello TSMC reforzaría su papel en el sector de fabricación de componentes electrónicos para el sector de la automoción, donde en la actualidad mantiene una cuota de mercado del 15 %, al tiempo que se consolida como líder de fabricación de los microchips de tipo más avanzado (90 %) y de los menos sofisticados (60 %).

Lea también :