El futuro del tráfico empresarial pasará por la conexión punto a punto

CloudDatacenter
equinix itconic

Equinix Itconic traerá a España arquitecturas orientadas a la interconexión y definidas por software, con lo que bastará tener la ID del proveedor y un latiguillo para asegurar las comunicaciones extremo a extremo por canal privado.

“Llevo casi 18 años en la compañía, y es la primera vez que trabajo para alguien de lo que somos. Al principio éramos de Abengoa, después pasamos a Schneider Electric, estuvimos un tiempo en un fondo de capital riesgo que nos puso en bonito y ahora ha llegado el mayor player mundial de datacenters, pienso ya para quedarnos para siempre, no nos van a haber comprado por 215 millones de euros para abandonarnos”.

Ignacio Velilla, su director general para España, se refiere a la sonada compra en septiembre pasado de Itconic (infraestructuras de CPD) y CloudMás (servicios y recursos en la nube) por parte de Equinix, la mayor plataforma de centros de datos del mundo, con más de 200 instalaciones con un estándar de seis nueves (99,9999% de disponibilidad) y 270.000 conexiones cruzadas gestionadas, y que dan cobijo a gigantes como Amazon, Azure y Google, de los que son gold partner y hacen venta conjunta. Se facturación no para de crecer, de los 4.400 millones de dólares en 2017, las previsiones son alcanzar los 5.000 millones en el presente año. Equinix lleva gastados 12.000 millones de dólares en compras estratégicas por todo el mundo (entre ellas Verizon y Nimbo).

Y es que la península Ibérica es un territorio estratégico para la interconexión mundial. A los dos centros madrileños en Alcobendas (el más grande del sur de Europa con 35.000 m2) y Fuencarral (una planta completa alquilada a BT) se suman el de Barcelona (posible puerto de entrada alternativo al cableado mediterráneo, ahora que el de Marsella no da más de sí), Sevilla (dando servicio a Canarias y Marruecos, se está configurando como hub para el Norte de África, con el mundial de fútbol se ha multiplicado por diez el tráfico) y Lisboa (tras el Brexit, las conexiones de la UE a EEUU vía Inglaterra pueden buscar un nuevo puerto de entrada/salida a través de los proyectos de cables submarinos como Brusa o Marea, así como a Iberoamérica).

La interconexión directa sin pasar por Internet entre las empresas es una palanca aceleradora de cambio importante en la transformación digital. Se prevé que este tipo de tráfico, reservado hasta ahora a los grandes carriers, se va a multiplicar por seis en el 2020 en el ámbito de la empresa. Los dos tráficos van a aumentar por la explosión de datos debido al IoT y al 5G, pero mientras que el tráfico IP abierto va a crecer un 24%, el de la interconexión directa crecerá casi el doble, el 45%, con un ancho de banda a nivel global de 5.000 Tbps.

equinix itconic

“Con Equinix se han recopilado las buenas prácticas del mercado y creado una definición de arquitectura orientada a interconexión -IOA- que ha sido muy bien acogida por analistas y clientes. En vez de tener líneas de cables “embrolladas” por todo el mundo, aislamos el tráfico en nodos definiendo la mejor ruta, y acercamos el dato a su ubicación en vez de llevarlo por todos sitios sin sentido”, explica Nacho Velilla. “Por ejemplo, un banco que tiene su centro de datos aquí en España no le interesa conectarse por la línea pública con Londres o Miami vía Fráncfort pagando además peajes, si puede establecer una interconexión directa con su sucursal, simplemente con un latiguillo y la ID de su interconexión. Además, la interconexión directa supone una barrera extra a los ciberataques, porque la línea es totalmente privada”.

Equinix cuenta dentro de sus 300 empleados en España con su propio equipo de desarrollo para el tema de la seguridad, pero en principio es un entorno cerrado superseguro. Según Velilla, “libre de ataques, no estamos experimentado nada porque es una conexión punto a punto sin pasar por Internet. Aunque nosotros no hacemos despliegue de fibra propio, establecemos una capa de abstracción por encima que es la que facilita la interconexión de los clientes de forma física y virtual, evitando el tráfico congestionado del Internet público, y donde alojamos nuestra batería de servicios y recursos”.

Hablando de portfolio de productos, para octubre “estará listo nuestro ECX Fabric, un servicio definido por software que permite a las empresas entrelazar infraestructuras distribuidas y ecosistemas digitales para operar desde la península con la misma garantía de eficiencia, latencia y seguridad que si lo hiciera desde París, Hong Kong o Seattle. Empresas como Repsol o Cepsa, que nos costaba entrar en proyectos geoglobales, ahora sí podremos hacerlo porque se podrán gestionar desde España”, añade. Su capa de inteligencia también podrá ser aprovechada directamente por entidades financieras y retailers para el pago seguro o gestores de contenidos premium, así como por todo tipo de revendedores de servicios en la nube.

Lea también :