El negocio de la publicidad en Amazon: 17.000 millones en 2020

FacturaciónGestión EmpresarialMarketingPublicidad

El año 2020 promete convertirse en un récord para Amazon en cuanto a ingresos procedentes de la publicidad con una estimación que rondaría los 17.000 millones de euros.

Con un crecimiento de un 50 % a lo largo del presente año, el negocio publicitario se destaca como una de las principales fuentes de ingresos para la empresa fundada por Jeff Bezos, además de escalar posiciones hasta convertirse en un serio competidor frente a los dos líderes del sector de la publicidad online: Google y Amazon.

Sin duda gran parte de la justificación para este espectacular crecimiento del consumo que produce estos beneficios para Amazon tiene su origen en el histórico aumento del comercio electrónico debido a la pandemia, además de que derivado también de la generalización del teletrabajo su filial de servicios a empresas AWS (Amazon Web Services) ha experimentado un importante crecimiento.

Pero donde 2020 ha destacado también sobremanera para Amazon es en el segmento de la publicidad online, pues según publica Financial Times, pues se estima que los ingresos totales durante 2020 podrían alcanzar los 17.000 millones de dólares.

Con un ritmo de crecimiento anual del 50 % y un crecimiento trimestral que ha superado el 40 % durante los últimos cinco trimestres, el negocio de la publicidad es el que más crece dentro de Amazon, por delante de AWS, Prime o incluso las ventas electrónicas directas.

Apuntando a los líderes

Una cifra, esos 17.000 millones de euros en 2020, que se acerca a la facturación por publicidad de Facebook (la práctica totalidad de su negocio)… pero en un solo trimestre. En el tercer trimestre del presente año la red social creada por Mark Zuckerberg facturó 17.400 millones de dólares. Aún por detrás de Google, quien en ese mismo período de tiempo facturó 30.300 millones de euros,

Y ese crecimiento, según estimaciones del Financial Times, podría continuar a ese mismo ritmo durante el próximo año, aprovechando el interés de las marcas por que sus productos aparezcan en los primeros puestos en los resultados de búsqueda. Algo que lleva décadas produciendo ingresos para Google pero que en Amazon tiene una ventaja: el navegante ya está en una tienda y busca en qué gastar su dinero.

Si a ello le sumamos el minucioso conocimiento que tiene Amazon de los intereses, gustos y hábitos de consumo de sus usuarios, parece más que razonable que los ingresos sigan creciendo al aumentar igualmente el interés de los anunciantes por comprar espacio publicitario en la tienda online. Habrá que estar atentos porque el negocio de la publicidad online puede convertirse en pocos años en una de las principales fuentes de ingresos para Amazon. Y de paso, buscar hueco en lo más alto del podio del sector.

Lea también :