El teletrabajo pasa de ser una necesidad por la pandemia a algo que se quedará con nosotros

CloudGestión CloudVirtualización

Las necesidades de teletrabajo no serán algo puntual porque mejoran la eficiencia y la productividad de los empleados remotos, según VMware.

Durante los peores momentos de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, VMware aumentó su volumen de negocio un 30% con respecto al mismo periodo del año anterior. Lo declaraba en rueda de prensa virtual María José Talavera, directora general de VMware Iberia, que hacía balance de una situación muy difícil para todos pero que debe servir de ejemplo para consolidar una tendencia que, asegura, permite mejorar la eficiencia de las organizaciones y la productividad de los empleados: el teletrabajo

Efectivamente, esta necesidad debería convertirse en oportunidad para cualquier tipo de compañía, así como para mejorar la conciliación de las familias. Se trata de un cambio en la cultura empresarial que, además, incidirá en el talento. Más aún, Talavera afirmaba que el teletrabajo ayudará a reducir las emisiones de CO2 e incluso aumentar la natalidad existente en España gracias a dicha conciliación.

María José Talavera, directora general de VMware en España

En clave tecnológica, el fabricante de software ha encargado una encuesta a Vanson Bourne, cuyas conclusiones ponen de manifiesto la necesidad de contar con perfiles técnicos dentro de los puestos de liderazgo en cualquier organización, de forma independiente al sector en el que se opere. “El perfil tecnológico debería estar presente en los mandos de dirección. Incluso los CEOs deberían tener ‘background’ tecnológico”, apuntaba Talavera. Según los datos proporcionados por 2.250 encuestados, este hecho mejora la eficiencia en toda la organización, así como el rendimiento empresarial. Mientras tanto, se genera un mayor potencial de innovación y se mejora las experiencias de los clientes. 

Y es que “los líderes empresariales nunca han estado al frente de tanto cambio, por lo que aquellos con un conocimiento inherente de la tecnología y de cómo las aplicaciones pueden ayudarles a adaptarse a cualquier condición del mercado ahora y en el futuro tienen una verdadera ventaja. De hecho, tres cuartas partes de los líderes empresariales mundiales están de acuerdo en que un conjunto de habilidades de liderazgo que partan de la inclusión de la tecnología conllevará consigo el éxito”, añadía la directiva. 

Moisés Navarro, principal business solutions strategist de VMware Iberia, detallaba las tres etapas que están atravesando las organizaciones para hacer frente a la situación provocada por la crisis sanitaria: En primer término han tenido que responder a la necesidad de teletrabajo de los empleados de forma acelerada, lo que implicó el despliegue de proyectos en tiempo récord. En este sentido, Navarro explicaba que “hemos ayudado a nuestros clientes a desplegar miles de puestos de trabajo remotos de la noche a la mañana, literalmente”. A pesar de que VMware siempre ha defendido el modelo de nube híbrida, lo cierto es que en este caso ha sido la nube pública (a través de los principales proveedores como AWS, Microsoft Azure y Google Cloud) la que ha permitido ese gran despliegue gracias a sus capacidades de escalabilidad y capacidad de cómputo.

Moisés Navarro, principal business solutions strategist de VMware Iberia

En la segunda etapa, la de adaptación, ha de producirse una movilización de los recursos para que no se dé una marcha atrás. El teletrabajo seguirá y las organizaciones deberán priorizar que los usuarios sean productivos desde casa. “Y se tiene que asentar un modelo de seguridad para esa consolidación del teletrabajo”. Uno de los principales motivos de este cambio de paradigma es preservar las inversiones que han hecho las empresas durante la primera etapa. 

Por último, Navarro hacía referencia a una tercera etapa de aceleración, íntimamente relacionada con las aplicaciones de negocio. El 88 por ciento de los encuestados dice que la transformación de las aplicaciones para mejorar la experiencia de los usuarios permitirá aumentar los ingresos de las empresas. “Ese movimiento a la nube ya es prioritario y dejará de estar presente en un mero Powerpoint”, clamaba.

En este sentido, Navarro nos hablaba de la importancia de las plataformas de gestión de contenedores, concretamente de Kubernetes, que se han convertido en algo obligado a la hora de desplegar y mover aplicaciones y servicios a la nube rápidamente, ya sea bajo el modelo público o privado. “Nuestro compromiso con Kubernetes es indudable, somos el segundo contribuidor de esta plataforma basada en código abierto tan sólo por detrás de Google. Y aspiramos a ser la primera organización dentro de poco”, finalizaba. 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor