El primer MacBook Pro con un SSD de 64 Gbytes

Ryan Block, editor de Engadget ha logrado integrar un disco duro de estado sólido de Samsung en su MacBook Pro con un poco de esfuerzo. El resultado: el arranque del sistema y las aplicaciones es notablemente más rápido.

Las ventajas de los discos duros SSD son obvias, y afectan tanto a las tasas de lectura y escritura – sensiblemente mayores – como al consumo de estos dispositivos, muy inferior a los discos duros tradicionales que incluyen partes mecánicas. Además se trata de unidades totalmente silenciosas – olvidaos del ruidito que se oye cuando la cabeza lectora accede a los datos – y que tienen menos ‘propensión’ a fallos.

El editor de Engadget consiguió una unidad de 64 Gbytes para su análisis en este conocido blog tecnológico, y tras un poco de bricomanía digital logró integrar el disco duro en su MacBook. Incluso publicó un vídeo en el que se ve como su Mac OS X 10.5 arranca en apenas medio minuto, toda una demostración de intenciones.

El autor aclara que Samsung no vende este tipo de discos de forma separada – él consiguió la unidad para un análisis independiente en Engadget -, así que habrá que esperar.

vINQulos

Blog de Ryan Block