Eligen al BSC-CNS de Barcelona para albergar uno de los superordenadores preexascala europeos

CloudDatacenterInnovaciónServidores

MareNostrum 5, que debería ponerse en marcha a finales de 2020, alcanzará una velocidad pico de 200 petaflops.

El Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) había presentado su candidatura para convertirse en la sede de uno de los superordenadores preexascala de la Unión Europea. Y su candidatura ha salido seleccionada por EuroHPC para mantener a la Unión en un lugar de honor dentro de la industria internacional de supercomputación.

Esto significa que el futuro MareNostrum 5, que debería ponerse en marcha a finales de 2020, alcanzará una velocidad pico de 200 petaflops o 200.000 billones de operaciones por segundo. Esto son 17 veces más potencia que la de MareNostrum 4 y 10.000 veces más que la del primer MareNostrum. Este superordenador también crecerá en dimensiones, pasando a ocupar la capilla de Torre Girona y plantas inferiores de un nuevo edificio del BSC-CNS.

La Unión Europea invertirá en el proyecto unos 100 millones de euros, mientras que el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, la Generalitat de Catalunya y los diferentes países que le han dado su apoyo aportarán el resto del dinero.

“Siempre hemos pensado que Europa debía trabajar unida en un área tecnológica en la que competimos con países tan potentes como Estados Unidos, China y Japón”, valora este logro Mateo Valero, director del Barcelona Supercomputing Center, “y estamos muy satisfechos de poder decir ahora que Barcelona tendrá uno de los primeros superordenadores incluidos en la nueva hoja de ruta europea de supercomputación”.

“El anuncio de hoy también es para nosotros un reconocimiento a nuestra experiencia de más de 15 años investigando y dando servicio de alto nivel, así como a nuestras propuestas y ambiciones de futuro en el terreno de la supercomputación”, añade Valero.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor