Las empresas invierten en tecnología por miedo a quedarse atrás

Las empresas saben que tienen que aumentar la inversión en tecnología para ser más ágiles y competitivas. De hecho, el gasto en Big Data e inteligencia artificial (IA) no para de crecer año tras año.

Según el estudio ‘Big Data and AI Executive Survey 2019’, elaborado por NewVantage Partners -a partir de una encuesta respondida por más de 60 empresas líderes o de la lista Fortune 1000-, el 97,2% de las compañías está invirtiendo en Big Data e iniciativas de IA con el fin de convertirse en empresas ágiles y basadas en datos. Sin embargo, sólo el 62,2% afirma que ya ha obtenido resultados medibles de estas inversiones.

Además, el gasto está creciendo. El 91,6% de las organizaciones encuestadas está aumentando su ritmo de inversión en Big Data e IA. Y el 87,8% expresa su urgencia por invertir en estas tecnologías.

Sin embargo, las razones que esgrimen para justificar el incremento de la inversión en tecnología quizá no sean las que podríamos esperar. El 75% de las empresas señala que su principal motivación es el miedo a la disrupción que ofrecen los competidores con un enfoque impulsado por datos o data driven.

En cualquier caso, el 91,7% reconoce que la inversión en tecnología es imprescindible para transformarse en negocios ágiles y competitivos. Y sólo el 5% de las organizaciones consultadas señala la reducción de costes como argumento para invertir en estas tecnologías.

Pero pese a sus esfuerzos, las compañías sienten que están quedando atrás. El 54,4% de las empresas reconoce su incapacidad de ser ágiles y competir con el uso de los datos. De hecho, sólo el 47,6% de ellas cree que está compitiendo en datos y análisis, mientras que apenas el 31% piensa que ha creado una organización basada en datos y el 28,3% asegura que ha forjado una cultura de datos. Además, el 79,4% de las empresas teme la disrupción de los competidores data driven.

Según el informe, los desafíos culturales siguen siendo el mayor obstáculo para adopción de Big Data e IA. Hay varios factores que dificultan su incorporación a la empresa -alineación organizacional, agilidad, resistencia-, que derivan esencialmente de desafíos culturales (95%) referidos a las personas y los procesos. Por el contrario, sólo un 5% de las compañías destacan los desafíos tecnológicos.

En este contexto, los jefes de datos o Chief Data Officer (CDO) adquieren un papel protagonista. El 67,9% de las compañías que han respondido cuenta con CDO, pero su rol sigue sin estar bien definido. Así, el 48,1% de las empresas ve el CDO como principal responsable de los datos, mientras que el 28,4% cree que no hay un único responsable. Además, el 17,5% de las organizaciones considera que el rol de CDO es interino o innecesario.

David Ramos

Soy periodista freelance especializado en información económica, gestión empresarial y tecnología. Yo no elegí esta especialidad. Fue ella la que me escogió a mí.

Recent Posts

Todas las claves de EuroQCI, el proyecto europeo de computación cuántica

EuroQCI es la iniciativa de la Unión Europea para el desarrollo de una infraestructura de…

8 horas ago

Nuevo data center de Grupo Aire en Talavera de la Reina

El nuevo CPD del Grupo Aire supone na inversión de 1,3 millones de euros.

11 horas ago

Nunsys mejorará los procesos de análisis de datos de la Comunidad Valenciana

La implantación por parte de Nunsys de tecnología de IBM permitirá a la Generalitat Valenciana…

12 horas ago

El centro de Orizon en Alicante mejora tras recibir una inversión de 5 millones de euros

Orizon quiere convertir Alicante en un referente tecnológico.

12 horas ago

Fin del teletrabajo: ¿Hay escritorios para todos?

Mientras se generaliza el retorno al trabajo presencial algunas empresas, como Tesla, se encuentran con…

13 horas ago

Talento, datos e innovación tecnológica: lo indispensable para afrontar la digitalización

Las organizaciones deben desarrollar relaciones simbióticas con start-ups, académicos, proveedores de tecnología y otros players…

17 horas ago