En 2021 Apple sólo usará pantallas de Samsung en sus iPhone

ComponentesMovilidadSmartphonesWorkspace

Los nuevos modelos de iPhone que conoceremos en otoño tendrán un único fabricante responsable de sus pantallas de nueva generación, los paneles LTPO, y será nada menos que Samsung, uno de los grandes rivales de Apple.

Hasta ahora las pantallas de los smartphones de Apple procedían de distintos suministradores, uno de ellos su más encarnizado rival. Pero este año la empresa surcoreana va a ser la única que fabrique pantallas para iPhone,

Al parecer la razón obedecería a un doble factor, tal y como informa The Elec: Apple quiere que todos sus modelos de iPhone en 2021 incluyan pantalla de tipo OLED LTPO y Samsung es la única empresa capaz de suministrar a tiempo la gran cantidad de paneles necesarios. Este tipo de tecnología de pantallas hizo su debut el pasado año en los Galaxy Note 20 Ultra de Samsung. el fabricante surcoreano la denomina HOP (silicona híbrida policristalina y de óxido) o Frecuencia Adaptativa.

Este tipo de pantallas responde a las siglas LTPO, que significa óxido policristalino a baja temperatura (low temperature polycristalline oxide) y se incluiría en los cuatro nuevos modelos de iPhone que Apple presentará en otoño de este año. La única diferencia entre los modelos Pro y los modelos no Pro es que los primeros soportarán tasas de refresco de 120 Hz.

LG llegará en 2022

LG, que junto con el fabricante chino BOE o Japan Display, se encargaban previamente de suministrar pantallas para los iPhone, no estará en disposición de ofrecer una producción que cumpla las necesidades de Apple al menos hasta 2022.

Apple tendrá que pagar el peaje durante 2021 de depender de un único proveedor, pero al menos cuenta con que en 2022 tendrá la alternativa de que LG también pueda suministrarle este importante componente. Por el momento su capacidad de fabricación de este tipo de paneles es de 5.000 unidades mensuales, con un objetivo de alcanzar las 25.000 mensuales a finales del presente año.

Los paneles LTPO tardan dos semanas más en fabricarse que los paneles OLED convencionales, de ahí la necesidad de una industria capaz de suministrar grandes cantidades en un plazo adecuado.

 

 

Lea también :