En 2021, el 60% de las grandes organizaciones habrá adoptado el puesto del trabajo del futuro

Workspace

Movilidad, automatización o experiencia de empleado, principales razones para que las empresas transformen el nuevo puesto de trabajo.

Mejor experiencia del empleado y mayor productividad. Esas son las dos grandes mejoras que ofrece la adopción del puesto de trabajo del futuro, razones que, según IDC, harán que, en 2021, el 60% de las empresas del G2000 lo hayan adoptado.

Con tres pilares básicos: espacio, tecnología y cultura, el puesto del trabajo del futuro aumenta su presencia poco a poco entre las grandes organizaciones y así la encuesta IDC EMEA Future of Work, el 43% de las empresas españolas considera la preocupación por la seguridad, la privacidad y la gobernanza del dato como el principal reto para llevar a cabo dicha transformación. Le siguen la falta de presupuesto y la infraestructura TI heredada.

La movilidad es uno de los principales motivos para la llegada del puesto de trabajo del futuro.  En ese sentido, desde IDC señalan que los trabajadores móviles alcanzarán el 66% en 2023 en Europa Occidental y que, en 2023, el porcentaje de trabajadores móviles respecto a la población activa pasará del 55% de 2018 al 66% en Europa Occidental.

Aumenta con ello la necesidad de adquirir dispositivos ágiles y fáciles de usar que permitan movilidad en el nuevo entorno laboral.

Actualmente, en las empresas, según la encuesta IDC EMEA Future of Work, la mayoría de las organizaciones está implantando espacios de coworking, offices y áreas sociales de networking fomentando así entornos colaborativos y mejorando la relación entre equipos.

La automatización será otra de las claves de cómo cambiará nuestra forma de trabajar en un mañana cercano.  IDC Research España pronostica que, en 2024, el 50% de las tareas repetitivas serán automatizadas y el 20% de los trabajadores especializados tendrán un asistente digital colaborativo.

“La adopción de la automatización y la inteligencia artificial marcará una aceleración sobre los cambios que se van a producir, aumentando la productividad y la eficiencia de la organización al liberar al usuario de tareas rutinarias”, declara Isabel Tovar.

Por último, IDC apela a la experiencia del empleado como una gran baza para la transformación del puesto de trabajo.

En este sentido, la consultora señala que, En 2021, más de 60% de las compañías del G2000 supervisarán activamente la experiencia de los empleados, utilizándola como diferenciador clave para construir y mantener relaciones B2B y B2C. Según devuelve la encuesta IDC EMEA Future of Work, el 47,3% de las empresas europeas consideran la cultura como el principal enfoque de la transformación.

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor