España aumentará hasta el doble su capacidad de centros de datos en dos años

CloudDatacenter

Los centros de datos se duplicarán en España durante los próximos dos años.

Un análisis de la consultora CBRE estima que en el año 2023 España duplicará su capacidad de centros de datos, especialmente en Madrid y Barcelona. Una de las razones principales para ello es la situación estratégica de España con respecto a los cables de comunicaciones intercontinentales, que convierten al país en una ubicación privilegiada para acoger infraestructuras de las que depende la expansión del 5G y la Nube.

En concreto son las ciudades de Madrid y Barcelona las que están atrayendo la mayor atención por parte de operadores e inversores. A lo largo del año 2020 ya se dió una importante actividad en este sector, existiendo proyectos que duplicarán la actual capacidad de los centros de datos de aquí al año 2023. Esto supone que las dos capitales españolas compitan en una liga donde en la actualidad los destinos preferidos de los grandes datacenter internacionales son Amsterdam, Fráncfort, Londres o París.

No obstante aún hay mucho margen para el crecimiento puesto que estas cuatro ciudades mencionadas acumulan 2000 MW en instalaciones mientras que la capacidad (ya duplicada en la estimación para dentro de dos años) de Madrid y Barcelona quedará inicialmente en “sólo” 70 MW (la capacidad de los centros de datos se ide en megawatios, no en metros cuadrados), lo que aun así constituye un  prometedor acceso al gran mercado de centros de datos, situándose Madrid y Barcelona por delante de otra capitales europeas como Milán o Viena.

La razón determinante: los cables submarinos

Una de las razones principales por las que España se va a convertir en un destino preferente para este tipo de infraestructuras tiene que ver con su estratégica ubicación geográfica, por ser punto de salida y destino de los cables submarinos intercontinentales, tales como el Marea, que comunica Bilbao con Virgina desde 2018 y que fue iniciativa de Facebook, Microsoft y Telxius.

Este mismo año está prevista la entrada en funcionamiento del cable submarino Ella, que une Brasil con Portugal y España, para 2022 estará terminado el cable intercontinental de Google entre Nueva York y Bilbao y en 2023 será el turno de 2Africa, un cable que cruza el Mediterráneo comunicando Barcelona con África.

Esto convertirá tanto a Lisboa y Bilbao como a la Ciudad Condal en importantes polos de atracción de centros de datos, quedando comunicadas las tres ciudades con Madrid, nudo de comunicaciones internacionales donde también crecerá la instalación de datacenters.

Lea también :