“España necesita una recuperación económica en clave digital”

Gestión EmpresarialTrabajo

Aunque se ha cerrado la brecha de género en el uso de internet, todavía se mantiene en cuestión de competencias, salario y puestos STEM.

La brecha de género sigue siendo una realidad cuando se analiza la esfera tecnológica. Ya no a nivel mundial, sino en España.

En nuestro país esta brecha no existe para el uso de internet, pero sí en cuestión de formación, trabajo y salario. Según el Informe sobre la brecha de género en el ámbito digital de ClosinGap y Vodafone, los españoles superan a las españolas en resolución de problemas digitales y en habilidades de software.

Por cada 100 hombres, son 93 las mujeres que poseen altas competencias digitales. La diferencia es mayor en la programación de lenguajes informáticos, donde la ratio de mujeres preparadas se reduce a la mitad en comparación con la de los hombres, y en el manejo del programa de cálculo Excel, con un 23,8 % frente a un 31,2 %. Eso sí, ellas destacan en las competencias de comunicación e información: usan más las redes sociales y la telefonía por internet y publican más contenidos propios. La excepción es el uso del correo electrónico, donde vuelven a destacar los hombres.

De acuerdo con el estudio, las diferencias por habilidades se agudizan a partir de los 65 años, pero desaparece entre las nuevas generaciones de nativos digitales.

El problema de los estereotipos

“Estamos convencidos de que España necesita una recuperación económica en clave digital”, declara Antonio Coimbra, CEO y presidente de Vodafone España.

“Hemos conseguido cerrar la brecha de género en el uso de internet, pero el número de mujeres ejerciendo profesiones STEM en el sector digital sólo alcanza al 20 %”, lamenta, “lo que provoca sesgos de género en el acceso a herramientas digitales que es preciso corregir, pues la sociedad digital y moderna que estamos construyendo será mejor y más eficaz si el talento femenino forma parte de ella en condiciones de igualdad real”.

De los 4,2 millones de personas que se dedican a disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) en nuestro país, apenas el 10 % trabaja en sectores digitales. Y de estas personas, solo 1 de cada 5 son mujeres. En concreto hay 247 600 hombres más en puestos STEM que mujeres.

Los expertos creen que, si las cifras entre géneros se equilibrasen, podrían generarse unos 31 200 millones de euros más al año, que es casi un 3 % del PIB español para 2019.

Esto todavía no ocurre por la presencia de estereotipos, incluso a la hora de escoger una carrera. “La socialización de género, la aprobación y sentimiento de pertenencia al grupo y los estereotipos asociados a los profesionales del sector provocan que las niñas muestren menos interés en estas áreas”, analizan los responsables de la investigación. La situación se agrava por la falta de referentes femeninos.

La amenaza de la automatización

Las previsiones apuntan a que las mujeres se verán especialmente afectadas por la automatización del trabajo, ya que ahora mismo tienen mayor presencia en empleos con riesgo de ser reemplazados por máquinas (2,4 mujeres por cada hombre).

Otros problemas a los que se enfrenta la población femenina son la brecha salarial y el sesgo de los algoritmos, algo que a su vez tiene que ver con la poca presencia femenina en los puestos de desarrollo y programación. Quienes diseñan los algoritmos son hombres, lo que situaría al género masculino como valor predeterminado y al femenino como atípico.

“En esta nueva etapa que encara España y en la que la transformación digital tiene cada vez más relevancia, es importante que el país trabaje para cerrar la brecha de género en el mundo digital”, demanda Marieta Jiménez, presidenta de ClosinGap. “Todos los agentes debemos involucrarnos y cooperar para continuar eliminando las diferencias de género, empezando por la educación, y con proyectos y leyes que apuesten por el talento femenino. La desigualdad de género no puede seguir transfiriéndose al entorno digital, sino que entre todos debemos construir una sociedad digital inclusiva”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor