Eulàlia Flò (Commvault): “Se sigue estigmatizando a las madres que optan por continuar con su trayectoria profesional”

Datos y AlmacenamientoEmpresasGestión Empresarial

La directora general de Commvault en Iberia considera que la brecha de género es una realidad, por lo que resultan imprescindibles las políticas de conciliación e igualdad, además de realizar un esfuerzo por desterrar los roles de género tradicionales.

La equiparación de mujeres y hombres debe partir de la educación en la igualdad desde las edades más tempranas y sólo será posible si hay un reparto equitativo de las tareas dentro del hogar y políticas de conciliación por parte de empresas y gobiernos.

Éstas son algunas de las ideas que transmite, Eulàlia Fló, directora general de Commvault para Iberia, en la nueva entrega de la serie de entrevistas ‘Women in Tech’. Llegó a la dirección hace tres año y tiene a sus espaldas una trayectoria laboral que abarca desde la técnica de sistemas hasta la consultoría de negocio y la gestión de clientes. Y demuestra que el éxito profesional es compatible con la familiar. “En casa somos siete, aunque algunos ya están echando las alas a volar, y eso da mucho juego”, declara.

– ¿Cuál es su valoración sobre el papel de la mujer en las carreras STEM en España, particularmente en el sector tecnológico?

Según se especifica en el último informe de Científicas en Cifras, que ha presentado el Ministerio de Ciencia e Innovación, el 24% de los investigadores en ingeniería y tecnología son mujeres, al menos en las universidades públicas. Es un claro avance, sobre todo si nos fijamos en que en los medios y en muchos congresos sigue pareciendo que su participación es mínima. Por supuesto, ese porcentaje de mujeres que se decantan por carreras STEM sigue siendo bajo, y hay que estar alerta sobre cómo evoluciona su carrera profesional frente a la de sus homólogos hombres.

Conciliación e igualdad real

– ¿La brecha de género es mayor que en los países de nuestro entorno? En caso de ser así, ¿por qué cree que es?

La brecha de género es una realidad en todo el mundo, incluso en países de nuestro entorno, se sigue estigmatizando a las madres que optan por continuar con su trayectoria profesional. Porque la plena incorporación sólo es posible si hay un reparto de las tareas de cuidado dentro de la pareja y, por eso, resultan imprescindibles las políticas de conciliación e igualdad que tengan en marcha los distintos gobiernos y las propias empresas. Quizá la responsabilidad social corporativa debería empezar por permitir que los empleados desarrollen sus vidas en plenitud.

– ¿Qué considera que se debería hacer para reducir dicha brecha? ¿Y para quebrar el ‘techo de cristal’?

Creo que es fundamental educar en la igualdad desde las etapas más tempranas. Aunque se haga de forma involuntaria, los ejemplos que se les ponen a los niños ya reflejan unas expectativas diferentes. Si no les mostramos a las niñas que pueden soñar con ir al espacio, que pueden ensuciarse, que pueden subir a lo más alto, seguiremos perpetuando los mismos roles. Y si no mostramos a los niños sus roles de cuidadores, les ponemos obligaciones en casa y les dejamos desarrollar sus emociones, seguiremos contribuyendo a la desigualdad.

Apuesta por el talento femenino

– ¿Qué representación tiene la mujer en su organización? ¿Están tomando medidas para avanzar hacia la paridad? Si es así, ¿en qué consisten?

Commvault tiene muy claro que la diversidad y la inclusión son necesarias para dar los resultados que esperan accionistas, clientes y la sociedad. Se está haciendo un esfuerzo importante para incorporar a más mujeres en todos los niveles. Se ha puesto en marcha un programa de mentorazgo para impulsar la trayectoria de mujeres de alto potencial.  Hace ya seis años que pusimos en marcha la iniciativa ‘Women in Technology’ (CV WiT), una comunidad global cuyo objetivo es fomentar el avance de las mujeres en la tecnología mediante la creación de redes, de la formación y de las tutorías. En la actualidad, cada región de Commvault tienen un grupo WiT activo y que crece año tras año, centrado en capacitar a las mujeres y ayudarles a desarrollar sus carreras profesionales dentro de la empresa. Además, el grupo apoya distintas causas sociales para fomentar el interés de las mujeres en materias STEM.

– ¿Cuál ha sido su experiencia propia? ¿Alguna vez se ha sentido relegada frente a sus colegas por ser mujer?

En los años 90 era mucho más difícil que se considerara a una mujer joven para un puesto de responsabilidad. De hecho, quedé relegada un par de veces en ascensos que se llevaron compañeros míos varones. Esto ha cambiado, aunque hay que ser conscientes de los sesgos cognitivos que todos tenemos y cómo se ponen en juego, a veces incluso de forma deliberada, como que te den menos tiempo en una reunión, el mansplaining o que alguien te haga pasar por blanda simplemente por tener un enfoque más humano.

– ¿Qué consejos daría a las jóvenes que están iniciando sus carreras en perfiles STEM?

Necesitamos talento y diversidad, sólo así podremos enfrentarnos a los grandes retos que nos depara el futuro. Tú tienes la posibilidad de dejar huella, de ayudar a otras personas a través de los avances tecnológicos que necesitamos para enfrentarnos a los grandes desafíos que tenemos por delante. Nunca dejes de soñar.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor