5G y las tecnologías relacionadas que impulsan la digitalización de la industria

5GInnovaciónMovilidad

Interesante artículo elaborado para Silicon por Jaume Figueras, CTO para Empresas en Nokia, España y Portugal, en el que explica la importancia del ecosistema de empresas y tecnologías durante el despliegue de la quinta generación de comunicaciones móviles, bautizado en su conjunto como 5G+.

Durante mucho tiempo, las industrias han debatido sobre la necesidad de promover la digitalización para aumentar sus niveles de resiliencia y producción. Sin embargo, la verdadera llamada de atención surgió con la pandemia de la COVID-19, que demostró una diferencia notable entre las industrias que tenían previsto invertir en infraestructura digital y las que confiaban en métodos convencionales.

Bell Labs Consulting predice en su documento técnico llamado La gran inversión, que un nuevo ecosistema de 5G y tecnologías relacionadas, o “5G+”, equipará a las industrias con las herramientas necesarias para poner en marcha el proceso de digitalización durante la próxima década. Se está preparando un cambio tectónico en los gastos relacionados con las Tecnologías de información y comunicación (TIC) que abarca a todos los sectores, desde el comercio electrónico y finanzas hasta la fabricación y la agricultura. El impacto de la fusión de las redes 5G con soluciones vanguardistas como la inteligencia aumentada, la nube periférica, las redes privadas y los modelos de negocio como servicio, no solo darán un impulso a la productividad y la seguridad, sino que también contribuirán con 8 billones de dólares al PIB mundial para el año 2030.

1. ¿Qué significa el concepto de tecnologías “5G+”?

Las industrias y las empresas están listas para hacer inversiones en un amplio ecosistema de tecnologías que Bell Labs Consulting denomina de forma colectiva como “5G+”. Este concepto no solo comprende las redes fundamentales subyacentes 5G, sino también las tecnologías clave que trabajarán mano a mano con 5G a fin de digitalizar todos los aspectos de las operaciones de las empresas. Esto incluye la infraestructura de la nube periférica, la inteligencia aumentada/aprendizaje automático (IA/AA), redes privadas para empresas y sensores avanzados y robótica. Estas tecnologías actúan de forma coordinada y cada vez son más accesibles “como servicio”, lo que permite el acceso instantáneo a herramientas y capacidades óptimas, en cualquier momento y lugar.

5G+ establecerá la disponibilidad del suministro requerido por las industrias en la era posterior a la COVID, lo que permitirá obtener ganancias de productividad optimizadas, resiliencia estratégica y un futuro más definido e inclusivo. Estos beneficios para las empresas se pueden traducir en más y mejores trabajos, una mayor rentabilidad de negocio y un aumento de los ingresos del sector público, lo que contribuirá al crecimiento sostenido del PIB mundial.

En resumen, predecimos que nos estamos acercando a “la gran inversión” en lo que se refiere a inversión en TIC, tanto en la industria física como en la digital, gracias a este conjunto emergente de tecnologías 5G+. Esta inversión traerá consigo un nivel de equidad proporcional entre la cantidad que estas industrias invierten en TIC y sus respectivas contribuciones al PIB mundial y a la fuerza laboral. Cuando esta inversión esté completa, las industrias estarán equipadas para crear un nuevo valor económico y social.

2. ¿Por qué denominarlo “La gran inversión”?

Es una inversión debido a que el aumento en el gasto en TIC propiciado por 5G+ invertirá la actual relación del gasto entre las industrias digital y física de 70:30 a una relación de 35:65, en línea con la contribución relativa al PIB de estas dos industrias. Es grande debido a que esta inversión duplicará el gasto en TIC empresarial actual y, lo más importante, se prevé que contribuirá hasta con 8 billones de dólares a la economía mundial en 2030.

La llegada de las tecnologías 5G+ ofrece a las industrias físicas la capacidad de ampliar la inteligencia aumentada y de reducir la brecha de productividad existente entre ellas y las industrias digitales, mejorando así la productividad de toda la economía. La COVID-19 ha destacado el papel clave que desempeña la digitalización para reforzar la resiliencia en la industria. A medida que 5G+ crezca y se vuelva dominante, que el ecosistema se amplíe y las industrias físicas la adopten, veremos una aceleración en la difusión del valor en toda la economía.

3. ¿Hasta qué punto la COVID-19 ha resaltado la necesidad de digitalización en las industrias?

La pandemia ha servido como un firme recordatorio de que la digitalización no solo mejora el crecimiento y la rentabilidad de las industrias, sino que también afecta de manera crucial a la sociedad y a la economía. Por ejemplo, el fuerte crecimiento de la demanda de videoconferencias y telemedicina es un testimonio no sólo de la eficacia y la madurez de los servicios digitales para suplir las carencias de la oferta en poco tiempo, sino también de la sostenibilidad y la resistencia de estos servicios. Las industrias físicas deben ahora prepararse para aumentar sus beneficios.
A medida que las industrias y las empresas adopten la “nueva normalidad” y se preparen para un mundo post-COVID, deberán sacar provecho de las oportunidades y los desafíos emergentes de la digitalización que van a acelerar la “inversión” de los paradigmas de valor globales.

 

4. ¿Qué estrategias deben adoptar las industrias físicas para reducir las brechas con sus homólogos digitales?

Las empresas que forman parte de las industrias físicas deben identificar las áreas que les proporcionen ganancias de seguridad, productividad, eficacia (SPE) y resiliencia; definir las métricas pertinentes; determinar las mejoras propuestas e impulsar la selección y la confluencia de las tecnologías de operaciones (TO) y las TIC. Las empresas deben asegurarse de que todos los datos operativos estén disponibles en formato digital en el momento adecuado y con los más elevados niveles de calidad.

Las empresas necesitan implementar a la vez la digitalización y la automatización, con un enfoque en la recualificación de su plantilla. Deben crear un entorno de codesarrollo con sus proveedores de tecnología de operaciones, proveedores de comunicaciones y otros partners del ecosistema. Puesto que algunas TO y TIC aún no han madurado del todo, necesitan crear una guía de implementación de tecnología “preventiva” que les ayudará a reducir el tiempo para la digitalización óptima sin paralizar las inversiones.

5. ¿Cómo 5G+ afectará al gasto en TIC en el futuro e impulsará la economía mundial?
5G+ aumentará el gasto en TIC de las industrias físicas a medida que las empresas comiencen a obtener beneficios de SPE y resiliencia. También canalizará el gasto en TIC hacia las áreas asociadas al 5G+ (como IA/AA, analítica de vídeo, sensores, robótica, etc.), que son las principales contribuciones a estos beneficios. Proyectamos que el gasto en TIC crecerá hasta 6 millones de dólares en 2030 y que 5G+ representará el 75 % de este gasto.

El crecimiento económico se logra conforme aumenta el gasto directo en TIC y los beneficios económicos resultantes de las industrias se extienden a través del ecosistema para generar gastos indirectos adicionales en TIC y una mayor rentabilidad en las industrias asociadas. Esto crea un efecto multiplicador que no solo aumenta el flujo de bienes y servicios entre industrias y la producción industrial global, sino que la refuerza aún más al crear un consumo adicional inducido por el crecimiento de los ingresos domésticos. El crecimiento global en la economía mundial no solo refleja los beneficios económicos de las regiones individuales, sino también un aumento en los intercambios comerciales entre regiones.

6. ¿Obligará la digitalización a realizar una revaloración de la estrategia comercial y los paradigmas de la productividad?

Sí, efectivamente. Especialmente en un mundo que se enfrenta a las consecuencias de la Covid-19 en busca de la nueva normalidad.

La digitalización aumentará el alcance de la estrategia y de los paradigmas de la productividad para que sean más amplios y reduzcan el horizonte de planificación. Las estrategias de negocio necesitan evolucionar para que los beneficios obtenidos de las oportunidades del lado de la oferta y de la demanda sean óptimos, al tiempo que se cumplan los desafíos de forma eficaz. En muchas áreas se necesitarán estrategias nuevas y más rápidas, desde un enfoque preventivo hasta una guía para las inversiones de 5G+, recapacitación de la fuerza laboral, incorporación de tecnologías ecológicas, seguridad y privacidad de los datos, etc. Operar a niveles más altos de SPE en un entorno automatizado que reduzca el tiempo de obtención de los productos o servicios requerirá una formulación dinámica de las estrategias, así como paradigmas de evaluación competitivos.

La COVID-19 ha ayudado a estabilizar la resiliencia como una parte integral de los paradigmas de productividad. Sin embargo, una mayor resiliencia puede en ocasiones aumentar los costes y reducir la eficacia empresarial. La digitalización reduce el impacto negativo de esta compensación al aumentar fuertemente la flexibilidad y la adaptabilidad de la empresa. El seguimiento de estas métricas es una parte integral de cualquier paradigma de productividad en el futuro.

7. ¿Cuánto retraso habrá entre las distintas regiones, especialmente cuando la digitalización requiere inversiones significativas que algunas partes del mundo en desarrollo podrían no poder permitirse?

Históricamente, los países en vías de desarrollo se han visto rezagados respecto a los países desarrollados en la adopción de tecnologías. Aunque este retraso era de 25 a 40 años en las tecnologías “físicas”, esta cifra ha disminuido bastante, a aproximadamente entre 10 y 15 años, para las tecnologías “digitales”.

Aunque probablemente la brecha entre las naciones ricas y pobres aumente a corto plazo, también vemos que hay muchas oportunidades para que los países pobres salten varias generaciones de tecnología al hacer inversiones estratégicas, especialmente porque el software está asumiendo cada vez más el papel principal en la digitalización. La transformación digital no solo tiene que ver con el despliegue de “tecnologías”, sino también con la mejora a gran escala de las competencias de la fuerza laboral. Para garantizar que esta transformación se lleve a cabo rápidamente con el mínimo de interrupciones, será necesario un fuerte apoyo gubernamental en términos de subsidios financieros y formulación de políticas a nivel nacional.

8. ¿Cómo ayuda la digitalización para que las industrias físicas alcancen los objetivos de sostenibilidad?

Usaremos los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Foro Económico Mundial (WEF) para caracterizar la sostenibilidad. Se trata de 17 objetivos. La digitalización contribuye directamente al menos a 4 de ellos.

• Energía limpia y asequible: La eficiencia energética es el principal objetivo de rendimiento de la digitalización. En la última década, se han logrado mejoras importantes en el consumo de energía por rendimiento (por ejemplo, kilovatios-hora/Mbps de datos transmitidos en la red). Gracias al mayor uso de técnicas de IA/AA y de las tecnologías de sensores, 5G+ puede impulsar la optimización del consumo energético.
• Trabajo digno y crecimiento económico: El trabajo previo de Bell Labs Consulting en “Rise of the new-collar worker” ha mostrado que el aumento de trabajadores y de lugares de trabajo conduce a mejores sueldos y empleos, y en muchas regiones, también ha propiciado menores horas de trabajo. Los trabajadores cualificados digitalmente también son más sostenibles y tienen mayor estabilidad en el empleo, ya que pueden moverse de una industria a otra más fácilmente.
• Industria, innovación e infraestructura: Al enfocarse en SPE y en el aumento de la resiliencia, la digitalización con 5G+ mejora la rentabilidad de las empresas e industrias. Las operaciones a distancia de las instalaciones no solo permiten mejoras en la productividad, sino que también mejoran la seguridad del lugar de trabajo y de la infraestructura.
• Consumo y producción responsables: Un componente clave del crecimiento de SPE es la reducción de desechos. Mediante el uso innovador de la IA/AA y de las tecnologías de sensores, 5G+ trata de reducir al mínimo el uso de recursos. La digitalización también permite una mayor democratización de la producción y una distribución más amplia de las plantas de fabricación, lo que lleva a la simplificación logística y un menor tiempo de cumplimiento de pedidos. Por ejemplo, es posible que una planta de producción ya no necesite la fabricación y distribución central de productos terminados en una amplia región al pasar a una producción local distribuida bajo demanda basada en la impresión 3D.

Autor
Saber más 
Saber más