Infraestructura flexible y costes predictivos: claves para afrontar el auge del tráfico online

CloudGestión Cloud

Antonio Pizarro, Sales Director, Southern Europe and Brazil en OVHcloud, nos recuerda la importancia de contar con una infraestructura de computación híbrida para dar respuesta a la demanda de servicios en Internet.

En las últimas semanas, las cifras de tráfico online en España han experimentado un repunte sustancial motivado fundamentalmente por el auge del teletrabajo, las videoconferencias y las soluciones colaborativas y de contenidos en streaming, además de la adquisición de productos a través de comercios electrónicos. Por tanto, ahora más que nunca es necesario contar con una infraestructura flexible que permita a las empresas afrontar los picos de visitas en sus sitios web o plataformas con agilidad y escalabilidad –añadiendo o quitando recursos en función de las diferentes necesidades que vayan surgiendo–, y con costes predictivos, pues algunos costes ocultos como los asociados al tráfico de red pueden afectar enormemente al presupuesto de TI en estos días. Esta elasticidad y su modelo de costes flexible es lo que está permitiendo a las empresas adaptar su infraestructura y sus sistemas a las necesidades actuales.

Ante esta situación, donde las compañías deben hacer un especial esfuerzo por contener gastos –al mismo tiempo que ofrecen el mejor servicio a sus clientes, socios y empleados–, el escenario ideal es pagar exclusivamente por un consumo que se adapte a nuestras necesidades, independientemente del momento en el que se encuentre nuestra curva de crecimiento online. Tanto si ya se está en el cloud como si se siguen manteniendo infraestructuras on-premises, las soluciones de cloud híbrido con modelos con consumo bajo demanda o «as-a-service» son a su vez claves para poder afrontar estas fases de inestabilidad y en las que es difícil predecir los picos, al facilitar a los negocios la adaptación de su infraestructura de forma rápida y sin tener que hacer una inversión en CAPEX.

Asimismo, el papel de los proveedores cloud es fundamental, pues deben ofrecer el mejor servicio con soluciones de cloud computing potentes y versátiles, pero sin limitar a los clientes a sistemas propietarios cerrados. Las soluciones cloud basadas en estándares de mercado (p. ej. estándares en virtualización como VMware o en contenerización como Kubernetes) facilitan la hibridación, al permitir la interconexión e integración de los sistemas de TI heredados y actuales.

Además, no nos podemos olvidar de la importancia de contar con políticas de continuidad del negocio, sobre todo en el caso de sistemas de información con servicios críticos: planes de «disaster recovery» o contingencia en nube, copias de seguridad y back-up, entre otros. Esto permitirá identificar y valorar los riesgos para poder tomar medidas en poco tiempo, sin que la actividad de la empresa se vea afectada.

En resumen, independientemente de las subidas puntuales de tráfico que pueden suponer una mayor demanda por coyunturas como la actual, es fundamental disponer de planes y soluciones que permitan la escalabilidad y el ajuste de los recursos de TI de forma ágil y con la mayor flexibilidad. Las empresas de todo tipo están haciendo frente a una situación compleja, que les exige dar el máximo para salir adelante y los proveedores de cloud computing debemos darles garantías de continuidad y servicio. En OVHcloud apostamos por soluciones de cloud reversibles e interoperables que les permitan poder controlar las infraestructuras de TI y su gasto asociado, para que puedan centrarse en su negocio.

Autor
Saber más 
Saber más