La realidad aumentada revoluciona el storytelling

InnovaciónMarketing

Paloma Benito, Marketing Manager LatAm de Prezi, explica dos tendencias que se unen para mejorar la atención de la audiencia y amenizar los mensajes corporativos de cualquier presentación o ponencia.

La forma en la que presentamos un producto o servicio ha evolucionado a pasos de gigante, apostando por el objetivo de permanecer en el recuerdo de los potenciales clientes a largo plazo. Las formas en las que se ejecuta el storytelling también han cambiado, sobre todo, desde la revolución tecnológica, y tras los nuevos hábitos de consumo de los usuarios. Hablamos de usuarios porque aterrizamos en el sector de la información, un ecosistema cada vez más saturado de mensajes, en el que solo permanecen aquellos que son expuestos de una forma original e innovadora.

Y es que todavía se está analizando el hecho de responder a la infranqueable pregunta, “¿Cómo puedo marcar la diferencia?” a través de reflexiones protagonizadas por diferentes conceptos como engagement, espectador activo o éxito.  En ese sentido, y prestando atención a las oportunidades que nos ofrece la tecnología en el área del storytelling y las presentaciones, se puede observar como estas, son múltiples, aunque también relativas.

La realidad aumentada es una tecnología emergente que acerca a las personas y a las ideas, creando una experiencia única. De esta manera, dicha solución ocupará un papel fundamental en los storytelling, con el objetivo de hacer que la narración de la presentación se lleve a cabo de una forma más inmersiva, haciendo a los usuarios participar en una experiencia única. Esta tecnología permite a las personas visualizar, a través de un dispositivo tecnológico, objetos virtuales que se combinan con el entorno real, y es especialmente útil para llevar a cabo trabajos desde fuera de la oficina o conectar con las audiencias en remoto.

Ecosistemas integrados

Las utilidades que asocian la realidad aumentada a las compañías se centran, básicamente, en el enriquecimiento de los procesos de negocio y la atracción de los clientes, que se expone como una herramienta clave de visualización de productos y expositores.  Ya son numerosos speakers los que utilizan cada vez más innovaciones en sus discursos, para fidelizar y conectar con su audiencia, como Charlie Fink escritor y formador, que ha trabajado para compañías como Disney y AOL o el Dr. Robert Sapolsky en el ciclo de conferencias TED. En ese sentido, los departamentos de investigación y desarrollo de plataformas de software están constantemente adaptando soluciones a las nuevas formas de comunicación.

Queremos conseguir que las presentaciones no sean las que dicten la conversación, sino que ambos elementos se integren en un mismo ecosistema. Imagina a los espectadores de un webinar, todos en localizaciones diferentes, que solo pueden visualizar una pantalla con datos e informaciones aburridas, en la que su interacción es nula, llevándolos a adoptar el papel de espectadores pasivos. Seguramente, la capacidad de retención en sus mentes sea mínima. Por el contrario, imagina ahora al protagonista de este webinar integrado en la presentación, en la que todos los usuarios conectados pueden ver sus gestos, expresiones faciales, etc. Estamos seguros de que este detalle amenizaría definitivamente el contenido de la presentación haciéndola mucho más inmersiva y efectiva.

En definitiva, el hecho de contar con un storytelling adecuado para tu audiencia, no solo ayudará a los profesionales a generar un mayor número de leads e incrementar la atención de los asistentes, también amenizará el mensaje y quedará mucho más claro, penetrará en las mentes de los usuarios, y convertirá toda la información en un recuerdo a largo plazo. Reteniendo en contenido de manera más efectiva. Además, la tecnología beneficia a este sector con innovaciones como la realidad aumentada que permite aumentar el impacto de los usuarios en exposiciones a distancia. Y es que el secreto de un buen discurso no es otro que el de saber conquistar a tu audiencia, para que los mensajes convivan en ese 5% de retención que nuestro cerebro es capaz de mantener en una exposición, según un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Madrid.

Autor
Saber más 
Saber más