A F-Secure le sienta bien la ciberseguridad global

Gestión de la seguridadSeguridad

Tan sólo el 0,1 de las amenazas generan un gran impacto en las organizaciones. Son los ataques dirigidos. Y F-Secure se ha especializado en ellos.

La compañía son sede en Finlandia F-Secure experimentó en 2015 un importante giro en su estrategia como compañía de seguridad. Hasta entonces, se había centrado en la protección del endpoint con antivirus, pero entendió que había que dar un paso más allá para asegurar su presencia en el mercado. Llegar a confeccionar una oferta completa para dar respuesta a cualquier tipo de ataque.

Decidió ser una de las compañías que más participan en investigaciones de seguridad y una consecuencia de ello es que ha conseguido liderar en los últimos años el popular ranking independiente AV-TEST. Además de ello, ha desarrollado soluciones proactivas para mitigar los ataques dirigidos, que son los que más impacto negativo generan en las empresas. “Estas amenazas avanzadas y dirigidas tan sólo suponen un 0,1% de todas las que se generan a nivel mundial, pero son las que más daño hacen porque no es fácil detectarlas hasta que se produce el ataque. F-Secure se ha especializado en ello”, declaraba recientemente Javier Cazaña, Country Manager para Iberia de la compañía.

Como consecuencia de los cambios, F-Secure ha alcanzado un crecimiento del 17% durante el ejercicio anterior.

Javier Cazaña, Country Manager para Iberia de F-Secure, en primer plano durante la rueda de prensa celebrada recientemente en Madrid. Junto a él, Paco Macías, Sales Engineer de F-Secure Iberia

Esta evolución también se ha visto reflejada en la estructura del fabricante de soluciones de seguridad, que ha creado la división Enterprise & Channel Sales para dar cobertura a través del ecosistema de canal a la mediana empresa.

Para Cazaña, el partner tiene que ser protagonista, por lo que han confeccionado una serie de  acciones y oportunidades para que los socios puedan involucrarse en el negocio y obtengan la máxima rentabilidad. Teniendo en cuenta que España es un país de pymes, este segmento será potenciado por la compañía a nivel local para alcanzar a nuevos clientes.

Máquina+Hombre: Soluciones avanzadas más allá del antivirus para el endpoint

Como adelantábamos anteriormente, 2015 supuso para F-Secure un punto de inflexión. Desde entonces han desarrollado y mejorado una serie de soluciones avanzadas ya que “la seguridad al 100% no existe, la clave está en poder gestionarla y reaccionar rápidamente ante los ataques”, apuntaba Cazaña, que seleccionaba durante el encuentro con la prensa algunas de las principales soluciones que comercializa:

F-Secure Radar: Combina el escaneo y la gestión de vulnerabilidades. Es una plataforma para identificar tanto amenazas internas como externas, generar informes de riesgo y asegurar el cumplimiento de las regulaciones, incluyendo la GDPR. Aporta también mayor visibilidad ante el Shadow IT.

F-Secure EDR: Para la compañía, solamente existe una forma eficaz de detectar y detener los ataques a tiempo. Y se consigue combinando las capacidades que ofrece la tecnología como la inteligencia artificial con la experiencia de los profesionales capaces de detectar patrones entre una gran cantidad de información. “Es la suma Máquina+Hombre”, comentaba el directivo.

F-Secure Rapid Detection Service: De igual forma, se trata de una plataforma que trabaja a distintos niveles, donde la tecnología desarrollada obtiene información de la infraestructura de las empresas donde se producen los ataques. Una vez generados los informes en forma de logs con estos datos, se procede a realizar un análisis completo a nivel de cloud para ejecutar algoritmos de inteligencia artificial. Este sistema es capaz de detectar cualquier tipo de anomalía. Cada una de ellas se envía al centro de detección, donde los profesionales cualificados se encargan de filtrarlas individualmente y alertar a los clientes en caso de encontrar síntomas de ataques dirigidos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor